Fútbol

Jordi Alba, capitán en el debut ante Suecia y último eslabón con la España de los títulos

El defensa del Barcelona lucirá el brazalete ante la ausencia de Sergio Ramos y Busquets y es el único futbolista que queda de la selección campeona de Europa en 2012

Jordi Alba bromea con David de Gea en el último entrenamiento de España antes de debutar en la Eurocopa 2020
Jordi Alba bromea con David de Gea en el último entrenamiento de España antes de debutar en la Eurocopa 2020 FOTO: Julio Munoz / POOL EFE

El primer partido que jugó Jordi Alba con la selección absoluta fue ante Escocia, el último de la fase de clasificación para la Eurocopa de Ucrania y Polonia, la que cerró la trilogía de títulos de la Roja. Después participó en los tres amistosos de preparación antes del torneo que culminó con una exhibición ante Italia en la final. Aquel 4-0 para enmarcar del Olímpico de Kiev en el que Alba anotó el segundo tanto cerca del descanso. El lateral del Barcelona es el último eslabón que conecta a esta España con la de la edad de oro, y uno de los que pone la experiencia en este grupo tan joven.

La de hoy será su internacionalidad número 73 y por eso va a arrancar esta Euro 2020 como capitán. No estaba previsto que fuese así, pero la ausencia en la convocatoria de Sergio Ramos, tras una temporada complicada con las lesiones, y la cuarentena de Busquets después de su positivo por coronavirus han puesto el brazalete en el brazo de Alba. Y como marca la tradición en la Federación Española, fue él, el capitán, el que tomó la palabra antes del estreno en una gran competición. «Estamos todos bien, perfectos tras la vacunación. Bien de ánimos y físicamente. Con ganas de volver a jugar. Por fin llega el día después de todo lo que ha pasado».

Lo hizo en la sala de prensa del estadio de La Cartuja justo después de Luis Enrique, el seleccionador con el que en algún momento pareció imposible que el defensa volviese a ser internacional. Algo se rompió entre ellos en la parte final de la etapa del asturiano como técnico del Barcelona, porque Alba desapareció de las alineaciones. De hecho, el futbolista celebró el relevo en el banquillo, donde llegó Valverde y la normalidad para él. Su llegada a la selección le cerró las puertas durante un tiempo, pero su gran rendimiento hizo ceder a Luis Enrique, que volvió a contar con él. Ahora todo eso es historia y Jordi repitió varias veces en la previa del estreno ante Suecia lo importante que es el seleccionador en este grupo. «Estamos muy bien trabajados, tenemos una idea clara de juego que nos transmite el míster y todos nos sentimos importantes».

Alba ha tomado la responsabilidad, aunque en realidad lo que desea es que vuelva Busquets, que es el único que falta de los 24. «En realidad el capitán es ’'Busi’' y ojalá esté aquí lo antes posible. Es vital para nosotros tanto en lo futbolístico como en lo humano. Yo trato de ayudar todo lo que pueda ayudar dentro y fuera del campo», reconocía con cierta timidez. Él es el único que sabe lo que es pasar de octavos de final con España en una gran competición y cree que esta selección cuenta con los ingredientes para conseguirlo. «He tenido la suerte de compartir vestuario con grandísimos futbolista y de ganar la Eurocopa en 2012. La ilusión que veo ahora es la misma de entonces. Tenemos calidad humana y futbolística. Hay muchos jóvenes y otros que llevamos más tiempo aquí. Todos queremos hacer algo grande», cerraba Jordi Alba, que ve capacitado a Marcos Llorente para ser lateral derecho. «Seguro que va a ser importantísimo para nosotros».