Fútbol

Kroos habla por primera vez del clásico: “Pandilla de perdedores...”

El alemán se lame las heridas en su podcast “‘Simply Mal Luppen’ donde califica la noche de “muy dura” y critica la brutal entrada de Aubameyang

Toni Kroos y Pierre-Emerick Aubameyang
Toni Kroos y Pierre-Emerick Aubameyang FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Tras la debacle del 4-0 en el Clásico ante el Barcelona el pasado domingo, Toni Kroos se lame las heridas en el podcast que realiza junto a su hermano. La derrota fue muy amarga y relata que la noche acabó con un triste control antidoping: “eramos la pandilla de perdedores”...

El alemán desvela que tenía la sensación de ser junto a Vinicius la “pandilla de perdedores de la sala”, puesto que se encontraban Vinicius y Kroos por parte del Madrid junto a Piqué y Jordi Alba del Barcelona. “Eso redondeó la noche, sentado allí durante una hora y media en el control de dopaje”, desvelaba el alemán.

Tres puntos de sutura

“Un pequeño dato al margen: el 0-4, una herida en la carne y la noche se completó en el minuto 80 cuando llegó el médico y dijo quién tenía que ir al control de dopaje. Piqué y Jordi Alba estaban allí también. No hablamos. Vinicius y yo éramos la pandilla de perdedores. Así que estaba muy feliz cuando salí de allí”, afirma el alemán.

El centrocampista del Real Madrid también ha criticado la dura entrada de Aubameyang que le costó tres puntos de sutura. “Tenía una herida y me tuvieron que coser la carne de la tibia con tres puntos. Vi que estaba sangrando, pero realmente no lo noté”, relata.

Kroos también desvela que vio la segunda parte dentro del vestuario: “Seguí mirando el partido desde dentro y vi el 3-0 y el 4-0. Eso fue, por supuesto, muy amargo. Después del 0-1 el partido fue en una sola dirección, eso fue decepcionante. En general, fuimos muy débiles hasta el final”.

Mensaje de ánimo

Sin embargo pese a todo, la vida sigue. “Todavía hay que pasear a los perros, todavía hay que llevar a los niños a la escuela y todavía hay que vaciar el lavavajillas de nuevo”. Y a partir del minuto 11 el ánimo de Toni vuelve a subir poco a poco y manda un mensaje de ánimo al madridismo con dos meses por delante para pelear por un doblete ilusionante.

“Tenemos que volver a levantar la cabeza. Todo el mundo habría firmado a inicio de temporada estar como estamos. La temporada ha sido muy buena hasta ahora, lo estamos haciendo muy bien y quedan dos meses en los que no podemos permitir que lo ocurrido nos cambie el rumbo. Tenemos muchas posibilidades de títulos”, sentenció.