Fútbol

La asombrosa imagen de Sneijder y su difícil vida después del fútbol

El ex futbolista holandés se ha vuelto a vestir de corto para jugar un partido benéfico y ha quedado claro que no se cuida en exceso

El ex futbolista Sneijder
El ex futbolista Sneijder FOTO: La Razón (Custom Credit)

Fue campeón de Europa y subcampeón del mundo en 2010 y ahora, cuando se pone a jugar, todo el mundo se asombra... de su físico. Le ha pasado a Sneijder, ex jugador holandés de mucho talento, aunque no siempre aprovechado que ha aparecido en un partido benéfico con un físico del que hace mucho tiempo que no hace deporte y no ha dejado de comer. Entre otros, estuvo en el Real Madrid antes de retirarse en 2018 en el Al-Gharafa de Qatar.

Ya se le había visto en público, pero verle ahora en pantalones cortos y de futbolista ha vuelto a impresionar. Sneijder se visitó de corto por una buena causa. Lo hizo en el “Sportpark Wesley Sneijder” de su ciudad natal, Utrecht, en un partido benéfico por las víctimas de la invasión rusa de Ucrania

La aparición de Sneijder asombró a los presentes al partido, aunque como buen holandés, no ha perdido el talento y el toque que le hicieron llegar a la élite europea, no está para hacer un esprint. Si se pudiese jugar sin moverse, Sneijder sería bueno.

Su vida lejos del fútbol ha estado rodeado de polémica, según contó en la biografía que publicó en 2019 en la que reveló que se estaba separando de su mujer y que su situación económica, pese a lo que había ganado en el fútbol dejaba mucho que desear.

Su vida deportiva la vivió sin excesos: “Una vez Yolanthe (su mujer) y yo estábamos en una fiesta en la que también estaban Megan Fox y George Clooney. Llegamos a casa a las 6 en punto de la mañana. Esa noche jugué contra el Werder Bremen en la Liga de Campeones, marqué un gol y di una asistencia. Cuando vi que era posible, seguí viviendo así”.

Sobre el final de su matrimonio, Sneijder escribe: “Yolanthe era la mujer de mis sueños. Lo arruiné todo y la perdí. No sé qué me ha llevado a esta situación. Ego, dinero, poder, lujuria...” Según admite, Sneijder ha despilfarrado muchos millones y “no le queda mucho dinero”. Lo que está claro es que no va a poder volver a jugar al fútbol a no ser que se aplique una estricta dieta.