Rusia siembra de muerte la estación de tren de Kramatorsk

Unas 4.000 personas, la mayoría mujeres y niños, esperaban la llegada de trenes para huir de esta ciudad del este de Ucrania. Rusia niega la autoría de la masacre

Dos misiles rusos Tochka-U impactaron esta mañana en la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk (este de Ucrania), donde miles de personas esperaban la llegada de varios vagones para ser evacuados. El recuento oficial es de momento de 50 muertos, entre ellos 5 niños, y 98 heridos. El alcalde ha dicho que en el momento del impacto había unas 4.000 personas, la mayoría mujeres, ancianos y niños.

Masacre en la estación
Masacre en la estación FOTO: Antonio Cruz

Las imágenes y los videos dan cuenta del pánico de los ucranianos que esperaban en la estación. Además, han llamado la atención sobre las palabras escritas en ruso en los restos del misil Tochka-U -un misil balístico táctico de corto alcance de origen soviético- que golpeó la estación. En el se puede leer “por niños”.

En el se puede leer “por niños”. lo que podría significar que el misil fue lanzado en venganza por los supuestos asesinatos de civiles por parte del ejército ucraniano durante los 8 años de guerra en Donbas. Si bien hubo víctimas civiles en ambos lados, la propaganda rusa creó ciertos mitos, por ejemplo, asegurando que un niño de 3 años fue crucificado por el ejército ucraniano en Donetsk.

Según indicó la Oficina de la Fiscalía General de Ucrania, en el momento del impacto de los misiles “la población estaba siendo evacuada y había casi 4.000 civiles en la estación, la mayoría mujeres y niños”.

El ataque se produjo justo cuando las autoridades locales instaron a los habitantes de la región a abandonar el este del país lo antes posible, ante la ofensiva final rusa que Kiev cree se producirá en cuestión de unos pocos días en todo el Donbás.

Esta foto de la matanza en Kramatorsk ha sido publicada por el p presidente Zelenski en su canal de Telegram
Esta foto de la matanza en Kramatorsk ha sido publicada por el p presidente Zelenski en su canal de Telegram AP

Los separatistas prorrusos de Donetsk informaron casi al mismo tiempo que las autoridades ucranianas del ataque, pero acusaron al “Ejército ucraniano de haber atacado con misiles Kramatorsk”.

Exterior de la estación de tren de Kramatorsk, donde decenas de personas han fallecido por el impacto de varios misiles
Exterior de la estación de tren de Kramatorsk, donde decenas de personas han fallecido por el impacto de varios misiles AP

Tanto el Ministerio de Defensa de Rusia como un comandante de la autoproclamada República Popular de Donetsk negaron que sus tropas sean las autoras del ataque de Kramatorsk. Las tropas rusas ya habian atacado previamente la infraestructura ferroviaria en la región. Ayer, un proyectil dañó el único enlace ferroviario de Kramatorsk a Barvinkove.

Exterior de la estación de tren de Kramatorsk
Exterior de la estación de tren de Kramatorsk FOTO: DONETSK REGIONAL STATE ADMINISTR EFE

Desde Kiev, el presidente Volodymir Zelenskí condenó el ataque, uno de los más letales de la guerra. “Los ‘Rashists’ (fascistas rusos) sabían muy bien hacia dónde apuntaban y lo que querían: querían sembrar el pánico y el miedo, querían llevarse a tantos civiles como fuera posible”, escribió el gobernador Pavlo Kyrylenko. El asesor presidencial Oleksiy Arestovych fue más allá: “Tales ataques están precedidos por un reconocimiento exhaustivo del objetivo, al menos por drones, artilleros en el terreno: es un misil demasiado costoso y demasiado difícil y arriesgado organizar tales ataques”.

Restos del misil Iskander que golpeó la estación de tren de Kramatorsk
Restos del misil Iskander que golpeó la estación de tren de Kramatorsk FOTO: DONETSK REGIONAL STATE ADMINISTR EFE

Los esfuerzos para evacuar a la gente de Slaviansk y Kramatorsk, amenazados por el ataque ruso, han sufrido un duro golpe después de que las tropas rusas dañaran la única ruta ferroviaria segura desde las ciudades cercanas a Barvinkove. La línea ya ha sido restaurada y 4.000 personas están a salvo, lejos del frente. El alcalde de la ciudad anunció que todos los civiles serán evacuados de la ciudad, en autobuses y en coches, ya que se espera que comiencen batallas a mayor escala en los próximos días. Kramatorsk y el vecino Sloviansk pueden ser clave para el intento ruso de rodear a un gran grupo del ejército ucraniano más al este cerca de Severodonetsk y Lysychansk.

Por otro lado, un barco con trece personas a bordo fue bombardeado por el lanzacohetes múltiple ruso Grad en el embalse de Kajovka, en la región de Dnipro. Cuatro personas murieron, incluida una niña de 13 años mientras siete fueron trasladados a hospitales locales para recibir tratamiento y dos siguen desaparecidos. Las autoridades locales dicen que la tripulación del lanzador pudo ver claramente que sólo había civiles en el barco, ya que estaba muy cerca de la costa.

En otra zona ocupada en la región de Zaporiyia, la ciudad de Melitopol, los rusos están tomando medidas contra la disidencia. Según su alcalde, Ivan Fedorov, 100 personas han sido secuestradas, incluidos profesores de colegios y universidades. El mismo Fedorov fue secuestrado el 12 de marzo y liberado después de 6 días de intimidación y abusos. El alcalde asegura que los rusos bloquearon un convoy humanitario ucraniano en la ciudad y no permiten que la gente salga de allí, donde quedan pocos alimentos y medicamentos.

Mientras tanto, continúan los enfrentamientos en múltiples localidades de la región de Donbás, con varios civiles muertos y heridos. El ejército ucraniano ha resistido hasta ahora los intentos de romper su defensa, pero se dice que el 60% de Rubizhne ya está bajo control ruso. El periodista Olexiy Kovalyov asegura a LA RAZÓN que muchos vecinos están siendo evacuados a Rusia. Según un funcionario ruso, ya se emitieron urgentemente 12.000 pasaportes rusos a los ucranianos que fueron evacuados al país vecino.

Mariupol, asediada

La gran columna de autobuses con ayuda humanitaria de Ucrania fue retenida por las tropas rusas cerca de Mariupol, dicen las autoridades locales. A todos los conductores se les pidió que regresaran al territorio controlado por Ucrania. Las informaciones de las tropas rusas sobre el fin de los combates en el centro de la ciudad no han sido confirmadas hasta el momento. El presidente Zelenski advirtió que la situación en Mariupol puede ser mucho peor que en cualquier otro lugar de Ucrania, con cada calle convertida “una nueva Bucha”.

Rusia ha reconocido por primera vez que “ha sufrido pérdidas significativas” en Ucrania y lo ha llamado “un gran desastre”, como relevó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, al canal de televisión británico Sky. Según las estimaciones del ejército ucraniano, alrededor de 19.000 soldados rusos han muerto en Ucrania, mientras que la inteligencia occidental y las estimaciones independientes hablan de al menos 10.000 muertes. La última cifra oficial, emitida por el Ministerio de Defensa ruso el 25 de marzo, se sitúa en 1.351 muertos.

Sin embargo, el ministro de Defensa ucraniano, Olexiy Reznikov, advirtió que el carácter de la guerra ha ido cambiando con las tropas rusas adaptándose a las tácticas ucranianas y recurriendo a la guerra de desgaste a largo plazo con el uso de artillería de largo alcance y aviación. Ucrania necesitaría suministros masivos de defensa aérea, tanques, aviones de combate y misiles anti-marina para resistir la agresión prolongada. Muchos países se han mostrado reacios a proporcionar este tipo de armas ya que dicen que los soldados ucranianos tardarían semanas o meses en aprender a usarlas. El primer ministro de Eslovaquia dijo que el país había suministrado su sistema de defensa aérea S-300 a Ucrania.

Las negociaciones entre Ucrania y Rusia continúan a través de videoconferencias, pero el estado de ánimo ha cambiado después de que se revelaran las pruebas de los crímenes en Bucha. Uno de los principales negociadores ucranianos, Myjailo Podoliak, dijo que cualquier tregua temporal no tendría mucho sentido ya que Rusia definitivamente intentaría atacar a Ucrania nuevamente.

Mientras tanto, cada vez surgen más pruebas de los crímenes cometidos por las tropas rusas en las zonas liberadas. Otro video de drones fue publicado hoy por el medio independiente ruso Meduza, confirmando que varios civiles fueron asesinados en las calles de Bucha mientras estaba ocupada por los rusos.

En Borodyanka, se han recuperado 26 cuerpos de debajo de los escombros de los bloques residenciales que se derrumbaron bajo los bombardeos de la aviación y los tanques rusos, enterrando a sus residentes. Las tropas rusas se negaron a permitir que los vecinos buscaran a los supervivientes mientras la ciudad estaba ocupada. En Makariv, 132 civiles habian sido assesinados a tiros durante la ocupacion rusa, segun su alcalde. En Chernigiv, 700 personas, incluidos soldados, murieron durante más de un mes del asedio ruso.

A medida que la magnitud del daño y la pérdida de vidas se hacen evidentes, los ucranianos se preguntan continuamente cómo pudo suceder algo así. “¿Por qué los rusos nos odian tanto?”, un ciudadano local se preguntaba en un pueblo cerca de Chernigiv, según el reportaje de BBC.

El filósofo ucraniano Volodymyr Yermolenko sugiere que la respuesta se puede encontrar en la historia reciente de estos dos países. La Unión Soviética intentó fundir todas sus naciones en una masa homogénea. A pesar del asesinato de millones de ucranianos y de la supresión de su idioma y cultura, el país milagrosamente logró mantener su identidad distintiva mientras que los rusos han perdido gran parte de sus raíces y todavía están buscando un sentido de identidad.

La envidia de los rusos hacia los ucranianos puede estar impulsando en parte la deshumanización que explican las atrocidades de las tropas rusas en Ucrania, añade. Como también recuerda Igor Tynnyi, las élites actuales en Rusia provienen de la KGB, responsable del asesinato de millones en la Unión Soviética, cuyos crímenes nunca fueron condenados en la Rusia independiente.