Deportes

Tenis

Así vibró Kendall JEnner con Carlos Alcaraz en la final del Us Open

La modelo estuvo en las gradas y no escondió la emoción al ver el emocionante partido entre el español y Ruud

Carlos Alcaraz ganó la final del US Open a Casper Ruud
Carlos Alcaraz ganó la final del US Open a Casper Ruud JUSTIN LANE EFE

Carlos Alcaraz derrotó a Casper Ruud por 6-4, 2-6, 7-6 (1) y 6-3 en la final del Abierto de Estados Unidos el domingo para ganar su primer título de Grand Slam a los 19 años y convertirse en el hombre más joven en ser el número 1 del ranking. Participaba en su octavo torneo importante y el segundo en Flushing Meadows, pero ya ha atraído la atención de todos porque le ven como el heredero de los grandes del tenis. Así, fue recibido por coros de “¡Olé, Olé, Olé! Carlos!” que resonaban en el techo cerrado del estadio Arthur Ashe, y Alcaraz a menudo pedía a los espectadores que lo apoyaran que hicieran más ruido.

Flushing Meadows es un espectáculo en sí mismo, por todo lo que ocurre en las gradas, como se ha podido ver en este torneo, en el que han sucedido muchas anécdotas. En la final entre Alcaraz y Ruud, en las gradas destacó la presencia de la modelo Kendall Jenner, que colgó en Instagram, donde tiene millones de seguidores imágenes del partido y a la que se la vio vibrar con los puntos del partido.

La modelo, como el resto del público y como Ruud, el rival derrotado por Alcaraz alucinaban con el españoles. ““Es impresionante lo que ha conseguido siendo un jugador de 19 años. A veces es difícil creer que solo tiene 19. Es uno de esos talentos que nacen raramente en el deporte”, decía Ruud en la rueda de prensa posterior a la final.

“Ha mostrado un increíble espíritu luchador y ganas de triunfar. Afrontó una bola de partido hace un par de partidos y logró darle la vuelta y ganar el partido. Pero no ha tenido suerte, se mereció ganar este torneo”, agregó.

Ruud, formado en la academia de Rafa Nadal, consideró que en este momento “Alcaraz es el mejor jugador del mundo y merece la primera posición en el ránking”.

“Ambos nos merecemos ser número uno y dos del mundo. Yo estoy muy orgulloso por ser el número dos. De alguna manera es positivo, porque así puedo seguir persiguiendo ese objetivo. Falta solo una posición por conseguir, aunque será duro”, aseguró.