Iberia, a Greta Thunberg: “Por encima de 1.500 kilómetros, no hay alternativa al avión”

El presidente de la aerolínea asegura que los aviones son ahora un 80% más eficientes que en los años 80

Imagen de la T-4 del aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas

Greta Thunberg, la adolescente sueca que se ha convertido en adalid de la lucha contra el cambio climático, ha atravesado el Océano Atlántico en catamarán para asistir a la cumbre sobre esta cuestión que se celebra estos días en Madrid. Su viaje, que le ha llevado varios días, le ha servido para denunciar los, a su juicio, graves perjuicios que la aviación comercial ocasiona al medio ambiente. Pero no parece operativo para el movimiento de grandes masas, donde para las grandes distancias, la única alternativa ahora mismo es el avión. Es lo que cree al menos el presidente de Iberia, Luis Gallego, que, además, no considera que la aviación sea una de las grandes responsables del cambio climático.

En el marco de los Encuentros Empresariales de CEOE Cepyme celebrados este miércoles en Madrid, y preguntado por las críticas de los movimientos ecologistas al transporte aéreo, Gallego ha asegurado que “la realidad es que por encima de los 1.500 kilómetros no hay alternativa al avión”. Gallego ha insistido en la apuesta por la sostenibilidad de Iberia y ha explicado que el tráfico aéreo genera úncicamente el 2,5% de las emisiones globales de CO2. “Los aviones hoy son un 80% más eficientes y sostenibles que en los años 80”, ha asegurado, añadiendo que el compromiso es llegar a cero emisiones netas en el año 2050. Para ello, las compañías están invirtiendo mucho dinero en flotas más eficientes, con combustibles más ecológicos y aplicando numerosas medidas de reciclaje. En este punto, ha abogado por el cielo único europeo que mejoraría la eficiencia de la aviación, “acortando las rutas hasta un 10% con el consiguiente ahorro de combustible y mejora de la eficiencia”.

Gallego también ha abordado durante su intervención la adquisición por parte de la compañía de Air Europa. El presidente de la aerolínea española considera que la integración de Air Europa en el grupo IAG tendrá efectos positivos tanto en el empleo en España, como en el turismo y en los precios de los billetes, y asegura que la unión de ambas aerolíneas era imprescindible en un mercado internacional aéreo muy competitivo donde España “necesita consolidarse para poder competir a nivel europeo y mundial”. “El mercado está muy competitivo así que o estas en un grupo internacional, o tienes muchas papeletas de quedarte en el camino”, ha explicado Gallego, justificando que de las 154 aerolíneas creadas desde el año 2000 al 2016 un total de 107 ya han desaparecido. Por ello, en su opinión, la mejor forma de proteger el empleo es tener empresas grandes y fuertes. En el sector aéreo es imprescindible la concentración, “estar en un grupo internacional, tener sinergias de costes e ingresos para poder hacer más ofertas a los clientes y poder competir”, ha explicado Gallego.