«La tecnología no puede estar por encima del medio ambiente»

Foro «Smart Cities. Movilidad y cambio climático»: Red.es defiende un enfoque verde de los territorios inteligentes para transformar las ciudades en lugares más sostenibles y respetuosos con el entorno natural

No hay mejor momento que el actual para hablar de las ciudades del futuro y debatir sobre el desarrollo sostenible y la movilidad eficiente de las urbes. Para Red.es , la entidad pública del Ministerio de Economía y Empresa para el impulso de la economía digital, es fundamental utilizar los avances tecnológicos para hacer de las ciudades un mejor lugar para vivir, lo que implica un fuerte compromiso con el medio ambiente. Se trata de una oportunidad única para «poner en valor» la contribución de las administraciones y la sociedad civil para «cuidar y proteger el espacio donde vivimos», señaló David Cierco, director general de Red.es, durante la inauguración del Foro «Smart Cities. Movilidad sostenible y cambio climático», organizado por LA RAZÓN.

Antes de acudir a la ineludible cita en la Cumbre del Clima que se celebra durante este mes en Madrid, Cierco quiso destacar la fuerte apuesta de Red.es por la transformación digital, ecológica y sostenible de las ciudades, que incluye un plan nacional de ciudades y territorios inteligentes, 61 proyectos cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el movimiento de más de 211 millones de euros hacia los grandes núcleos de población. En ese sentido, España ha realizado un esfuerzo muy intenso durante estos últimos años para aunar lo digital y lo urbano, pero no es el momento de parar. El objetivo es continuar trabajando para desarrollar un concepto de ciudad «donde se impulse la aplicación de las tecnologías para poner los espacios al servicio de la ciudadanía». En lugar de abrumarnos por vivir en un mundo hiperconectado y lleno de cambios, hay que aprovechar la oportunidad que nos otorga el desarrollo tecnológico «con el máximo respeto al planeta». En otras palabras, no hay que olvidar que el objetivo es «dar respuesta a las necesidades que una sociedad tecnológica y en continuo movimiento necesita, pero sin descuidar algo tan fundamental como es el entorno en el que vivimos».

Colaboración público-privada

Cierco consideró que tanto los entes públicos como las empresas privadas tienen la responsabilidad de construir ciudades «inclusivas, sostenibles, respetuosas con el medio ambiente, abiertas solidarias y donde se genere rendimiento y empleo». El camino que ha tomado Red.es desde su creación es el de velar por un desarrollo tecnológico que «procure un progreso sostenible, que ayude a la lucha contra el cambio climático y que dote de inteligencia a nuestra forma de vivir y de relacionarnos», añadió Cierco.

El inmenso trabajo asociado a la transformación de las ciudades no depende solo de un actor. Dotar de inteligencia a un territorio requiere del esfuerzo conjunto entre la Administración General del Estado, las comunidades autónomas, las corporaciones locales, las instituciones y empresas privadas. Por esta razón, el director de Red.es instó a los asistentes a seguir «construyendo ese camino». Este trabajo en equipo ha hecho posible que España sea capaz de fomentar la consolidación del sector tecnológico porveedor de soluciones para las «smart cities» y le ha dotado de una capacidad de internacionalización que es necesario saber aprovechar. Para Red.es, nuestro país ocupa posiciones de liderazgo en materia de ciudades inteligentes, siendo el modelo español reconocido por diversas instituciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) o el Parlamento Europeo.

Durante el foro, del que Cierco espera que «sirva de inspiración para todos los sectores», se profundizó sobre el concepto de digitalización de las ciudades para escapar de esa idea errónea que asocia las «smart cities» con lugares altamente conectados, pero sin perspectiva humana. Sobre la mesa estuvieron cuestiones como la optimización de servicios y recursos a través de la tecnología, el desarrollo de una infraestructura para una ciudad inteligente, la colaboración público-privada, el planteamiento urbano de las «smart cities» y los retos energéticos que supone la descarbonización de la economía. El encuentro aportó una visión diferente de cómo deben estructurarse las nuevas ciudades si quieren convertirse en territorios inteligentes. No solo estaba centrado en el uso de la tecnología para facilitar el día a día de los seres humanos, sino en conseguir, de paso, que el entorno en el que vivimos sea completamente saludable.

El debate contó con la presencia de Ion Cuervas, director ejecutivo de Wondo at Ferrovial; Nieves Cifuentes, responsable de Medio Ambiente de Naturgy; Jesús Presa, director de Comunicación de Renault; Marcos Sánchez Foncueva, gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas; David Pérez, vicepresidente de Impacto Sostenible y Asuntos Públicos de Cabify; y Enrique Gavilanes, director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Mutua Madrileña.

La importancia de la sostenibilidad

La importancia de la sostenibilidad de las ciudades es capital. Ocupan el 2% de la superficie terrestre, pero consumen el 75% de la energía y producen el 60% de los gases de efecto invernadero, indicó Nieves Cifuentes. Los representantes del sector empresarial defendieron su idea de ciudad inteligente, pero también se mostraron críticos con el marco regulatorio actual y los límites que impone a las corporaciones privadas que quieren dar un paso más. Además, coincidieron con Cierco en que la colaboración público-privada es crucial para asegurar un futuro sostenible en las «smart cities». En un mes marcado por la celebración de la COP 25 en Madrid y de la llegada del icono juvenil ecologista Greta Thunberg, los ponentes mostraron su apoyo a la Cumbre del Clima, siempre y cuando sirva para crear conciencia. No obstante, añadieron que en este tema es clave estar realmente comprometidos y evitar la demagogia.

Tras el debate, el director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda, quiso destacar la actualidad y el interés del tema, ya que «la ciudad es donde vivimos y donde cada vez viviremos más seres humanos». Además, reflexionó sobre el vertiginoso avance de las nuevas tecnologías y destacó su particular interés sobre cómo conciliar la movilidad en las grandes ciudades, la sostenibilidad y el crecimiento. «Es algo que nos concierne a todos. A todos nos tiene que preocupar la ecología y la movilidad», sentenció. En definitiva, el foro organizado por este diario servirá para continuar con el clima de colaboración público-privada para conseguir crear ciudades más inteligentes, funcionales, en paz con el planeta y, sobre todo, en las que se quiera vivir y donde cada vez se viva mejor.