Publicidad
Publicidad
Economía

El “banco malo” venderá 1.000 pisos a particulares para que los alquilen

Los inmuebles de la Sareb están ubicados en 160 municipios de 23 provincias españolas

Consideran los expertos que la mejor vía para reducir los precios del alquiler es aumentar la oferta, ahora escasa en España. Y uno de los grandes tenedores de viviendas susceptibles de arrendamiento es la Sareb. El conocido como “banco malo” ha dado hoy un paso en esta dirección, pero de una forma particular. La entidad ha lanzado al mercado la campaña “Pequeño Inversor”, con la que busca comercializar casi un millar de inmuebles entre particulares “interesados en diversificar sus ahorros a través de la compra de viviendas destinadas al alquiler”, según ha explicado. Los inmuebles están situados en 160 municipios de 23 provincias españolas, en mercados donde pueden obtenerse “rentabilidades positivas”, según la Sareb. La oferta se concentra en las provincias de Valencia, donde están situadas el 32% de las viviendas, en Barcelona (24%), Madrid (17%) y Badajoz (10%). Le siguen otras comunidades como Navarra, el País Vasco, Cantabria, Andalucía y las Islas Canarias.

Publicidad

Los inmuebles más baratos de la campaña (32.600 euros) se encuentran en Sagunto (Valencia), y constan de 60 metros cuadrados con una habitación. Por otro lado, también destaca una promoción de 89 viviendas en Badajoz, donde los inversores pueden comprar un piso de 145 m2, con cuatro dormitorios y dos baños, a partir de 84.000 euros. Asimismo, en Santander se puede adquirir por 83.000 euros un piso de 65 m2, construido en 2011, y que cuenta con una habitación y un baño. En el sur peninsular, en Sevilla, hay disponibles tres viviendas de 44 m2 y una habitación a partir 57.800 euros en la localidad de Dos Hermanas, y otras tantas en Alcalá de Guadaira, cuyo precio es de 68.000 euros.

La Sareb es uno de los ases que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana se guarda en la manga para promover el alquiler. El titular de esta cartera, José Luis Ábalos, ha explicado que la vivienda será uno de los ejes fundamentales de actuación de su departamento los próximos cuatro años. Concretamente, el alquiler está en su punto de mira. Y no sólo limitar los precios, sino fomentarlo. Para ello, el ministerio quiere que el resto de departamentos cedan suelo para la promoción de vivienda social. Pero lo cierto es que la Sareb, participada por el Estado en un 45,9% y que fue creada en noviembre de 2012 para ayudar al saneamiento del sector financiero español, es otro de los grandes tenedores de inmuebles y terrenos al que siempre se mira en estos planes. No en vano, Transporte, en el marco del plan para promocionar 20.000 viviendas sociales que persigue, ya sondeó meses atrás la posibilidad de adquirir viviendas de la Sareb para alquilarlas o incluso comprar terrenos para promoverlas. Recientemente, la entidad vendió nueve viviendas al Gobierno vasco, que las alquilará en régimen de alquiler social.