Coronavirus

Globalia y Barceló suspenden la fusión de sus agencias de viajes por la crisis del Covid-19

Las compañías han decidido congelar el proceso tras más de tres meses con 1.500 agencias de viajes cerradas, cerca de 6.000 empleados en ERTE y sin prácticamente ingresos

El sol y las altas temperaturas han animado a los valencianos a acercarse a las playas
El sol y las altas temperaturas han animado a los valencianos a acercarse a las playasManuel BruqueEFE

El nuevo gigante de los viajes ha caído ante el Covid-19 incluso antes de nacer. Globalia y Barceló han decidido aplazar la fusión de Halcón Viajes y de Avoris hasta ver cómo afecta al negocio la crisis provocada por las restricciones a la actividad para frenar la propagación del Covid-19. El proyecto de crear un nuevo grupo turístico, que incluirá sus negocios de agencias de viajes y turoperadores, además de otras de sus divisiones como la aerolínea Evelop, quedaría en “stand by” hasta “que las circunstancias lo aconsejen”, según indicaron a Servimedia fuentes del sector.

La pandemia ha impactado de lleno a la economía, pero de forma particular al sector turístico con las restricciones a la movilidad y actualmente es muy prematuro averiguar qué efectos podría tener sobre sus balances ante las dudas sobre cuándo se normalizará el tráfico de viajeros por las limitaciones regulatorias y la propia confianza del turista para viajar. Una prueba es que Halcón Viajes retoma precisamente este lunes la actividad en 300 de sus más de 700 agencias, que han permanecido cerradas hasta ahora y con el servicio a viajes mayoristas y minoristas paralizado.

Tras más de tres meses con 1.500 agencias de viajes cerradas y cerca de 6.000 empleados afectos por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y sin prácticamente ingresos, las compañías han decidido congelar el proceso ante la imposibilidad de hacer una valoración de los negocios. La operación se acordó en noviembre y el pasado mes de mayo recibió luz verde por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), por lo que hubiese sido posible ensamblarla ya durante estos días de no ser por la pandemia.

El proyecto consiste en una operación de fusión de las agencias de viajes que crearía un nuevo grupo con una cifra de negocio de unos 3.700 millones de euros, más de 1.500 puntos de venta directa y contaría con una plantilla de más de 6.000 empleados. Los socios indicaron antes del Covid-19 que contaban con todas sus agencias y consideraban el acuerdo “como el punto de partida para continuar creciendo, desarrollando e internacionalizando el proyecto empresarial.”

La fusión

Con la operación, Barceló aportaría a la nueva sociedad los negocios de Ávoris, con sus marcas B the Travel Brand, Catai, Rhodasol, Bedtoyou, BCD Travels y BCD Meetings&Events, entre otras. El perímetro de la operación incluye también a Evelop, la aerolínea que se fundó en el año 2013 tras la compra de parte de los activos de Orbest Orizonia Airlines por el Grupo Barceló, y que cuenta con una flota de 6 aviones. Por parte de Globalia, la intención era incluir Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Geomoon, Travelplan, Welcome, Globalia Meetings&Events, Globalia Corporate Travel y Globalia Autocares.