Coronavirus

La industria reclama al Gobierno no derogar la reforma laboral y bajar el precio de la luz

También pide inversiones, ayudas directas, un plan renove en el sector y prolongar los ERTE hasta fin de año

La pionera carrera satelital argentina y sus retos: un lanzador y exportación
La industria pide medidas urgentesCONAE ArgentinaEFE

Bajar el precio de la electricidad, prolongar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta fin de año y no seguir adelante con la anunciada derogación de la reforma laboral fueron algunas de las demandas planteadas por los empresarios del sector industrial que han intervenido hoy en la Cumbre Emprresarial. También han reclamado al Ejecutivo ayudas e incentivos, inversiones y planes “Renove” como el aprobado para el sector de la automoción, con el fin de fomentar el reemplazo de electrodomésticos, equipos de telecomunicaciones e industriales; la rehabilitación de viviendas, la renovación de la flota de aviones o de la maquinaria agrícola. Los presidentes de las principales empresas y asociaciones de las industrias química, metalúrgica, aeroespacial, de diseño o de celulosa han reivindicado su cometido fundamental para salir de la crisis y han pedido el desarrollo de planes de ayudas que impulsen la demanda y el consumo. El impulso de la digitalización o la regulación de los costes de la energía son para las empresas industriales los otros ejes de actuación que debe llevar a cabo el Gobierno para un sector que pretende alcanzar el 20 % del PIB español.

Desde la patronal del metal (Confemetal), su presidente, José Miguel Guerrero pidió que se extiendan los ERTE por la crisis hasta final de este año, que se amplíe la línea de avales y que “no se pongan en marcha nuevas figuras impositivas hasta la superación de la crisis, para preservar y hacer atractiva la inversión”. Guerrero abogó también por que la negociación de convenios “se mantenga en un segundo plano hasta la superación de la pandemia” y también “las reformas, incluida la laboral, una vez comprobada su eficacia y que solo se corrijan cuestiones que puedan contribuir a mejorar la relación sociolaboral y siempre en el marco del diálogo social”. Ha precisado que “no es el momento de nuevas figuras impositivas” y ha calificado como “crucial” el aplazamiento hasta finales de 2020 de los actuales ERTE para muchos sectores. Ha recordado que el sector “no se ha cuidado, con una caída de 20 puntos en el pib en los últimos 30 años”.

El CEO de Acerinox y presidente de la patronal siderúrgica, Unesid, Bernardo Velázquez, pidió al Gobierno que atienda ya uno de los “ruegos eternos” del sector que es abaratar el precio de la energía porque es “uno de los lastres de nuestra industria. Si el precio no es competitivo, habrá que compensarlo con mano de obra más barata y, si no es posible, corremos el riesgo de que los inversores busquen otros entornos regulatorios más favorables”. La demanda de la industria sobre el precio de la luz para la industria se renueva en vísperas de que el Gobierno apruebe la próxima semana el Fondo de Reserva para Garantías de Entidades Electrointensivas (Fergei), tal y como anunció este martes tras el Consejo de Ministros la titular de Industria, Reyes Maroto. La aprobación de este fondo será el preludio a la aprobación “antes de que finalice el verano” del Estatuto del Consumidor Electrointensivo.

Para el presidente de Airbus, Alberto Gutiérrez, el sector de las aerolíneas necesita una renovación de las flotas por otras más eficientes, sostenibles y modernas, para lo que ha reclamado un plan “Renove”. Ha opinado que el impacto de la pandemia está siendo “mayúsculo” en el sector, con un desplome de la movilidad aeroespacial que ha cifrado en hasta un 90 % de la flota en tierra. Gutiérrez ha creído necesario dotar de financiación a las aerolíneas y que éstas evalúen el tamaño de las compañías.

El presidente del Círculo de Empresarios Vascos, Javier Ormazábal, pidió una fiscalidad “que no desincentive la inversión y el ahorro”, y elogió los ERTE puestos en marcha por el Covid. “Son un precedente valioso y emblemático que podría dar lugar a un pacto sobre política de rentas”, indicó. Ha precisado que “no es el momento de nuevas figuras impositivas” y ha calificado como “crucial” el aplazamiento hasta finales de 2020 de los actuales ERTE para muchos sectores.

El presidente de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), Carles Navarro, también ha incidido en la mejora de los factores de competitividad como la energía y los costes regulados y ha pedido un nuevo reglamento de las redes así como una legislación “bajo el principio de neutralidad tecnológica”.

En ese sentido, el presidente de ENCE, Ignacio de Colmenares, ha dicho que la salida de esta crisis “será verde” y ha pedido “apoyo a la inversión aunque no sea para el sector de la automoción”. Ha solicitado asimismo que las subastas de renovables se produzcan el próximo otoño y que se acelere el calendario del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El presidente de Alibérico, Clemente González Soler, ha destacado que la industria “debería ser el motor” de la recuperación económica y

El presidente de la empresa de soluciones de diseño Consentino, Francisco Martínez Consentino, se ha mostrado partidario de “evitar fórmulas radicales y que han fracasado en el pasado” para poder salir de la crisis.