Actualidad

Luz verde a las obras para la construcción de la mina de uranio de Salamanca

La multinacional minera Berkeley obtiene la licencia urbanística del ayuntamiento de Retortillo

Berkeley ya podrá trabajar con permiso en la zona
Berkeley ya podrá trabajar con permiso en la zona

La multinacional minera Berkeley ha obtenido del salmantino ayuntamiento de Retortillo la licencia urbanística a para proceder a la construcción de una mina de uranio a cielo abierto en el municipio, por lo que ya puede acceder al uso de la tierra necesaria para las obras de construcción de la mina. De esta manera, sólo queda pendiente la autorización de construcción de la planta de concentrado de uranio como instalación radiactiva, trámite que ha recibido ya informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), aunque está pendiente de que la compañía complete la entrega de la documentación necesaria.

Berkeley obtuvo una primera autorización en septiembre de 2015, con un período de validez de cinco años, que debía ser renovada ahora. Una vez obtenido el visto bueno del CSN, el siguiente paso será que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico apruebe esta autorización y fije su periodo de duración. Actualmente, la compañía está respondiendo por escrito a varias consultas formuladas por el organismo, y completará este trámite en las próximas semanas. Una vez se envíe el documento, explica Berkeley, el siguiente paso será esperar a que el equipo técnico finalice su informe y lo someta a la ratificación final del Consejo de Seguridad Nuclear. El pasado mes de julio, el pleno del organismo ya informó favorablemente de la solicitud presentada por la compañía para la renovación de la autorización previa de la planta.

Tras conocerse la concesión de la autorización municipal, la multinacional se disparó un 17,25 % en bolsa. En concreto ha subido 5 céntimos y ha cerrado a 0,35 euros, con lo que en lo que va de año su revalorización llega al 176,03%, la segunda mayor de la bolsa española. Según confirma la multinacional, el proyecto supondrá una inversión total de casi 400 millones de euros a lo largo de su vida operativa inicial, y generará más de 1.000 puestos de empleo directos e indirectos. Además, defienden que aportará riqueza a la zona durante al menos 14 años, teniendo en cuenta las fases de construcción, producción y clausura, y que el 80% de la inversión recalará en la provincia de Salamanca. “La mina será esencial para la recuperación económica de la región, y por eso el objetivo es generar de empleo de calidad, de manera sostenible, priorizando a las personas que viven en el entorno”, aseguró en el comunicado el presidente de Berkeley Minera España, Francisco Bellón.