El rescate de Air Europa se puede retrasar hasta junio

La UE tiene de plazo hasta entonces para resolver su solicitud de ayuda

Air Europa estaba a mitad de junio literalmente «seca», como aseguró su fundador, Juan José Hidalgo. «No tenemos un duro», aseguró. Por eso, la compañía ha sido de las primeras en recurrir al fondo de ayuda a empresas estratégicas golpeadas por la crisis del coronavirus lanzado por el Gobierno en agosto y dotado con 10.000 millones de euros. Pero la velocidad con la que su matriz, Globalia, ha solicitado 400 millones de euros para sanear las cuentas de la aerolínea no implica necesariamente que la ayuda vaya a llegar con igual celeridad. De hecho, los fondos solicitados por Air Europa podrían no llegarle, si los plazos se llevan a su extremo, hasta junio del próximo año.

Según aseguran fuentes del mercado, la Sepi, la sociedad pública encargada de gestionar esta herramienta de ayuda; dispone de un plazo máximo de seis meses para resolver aquellas solicitudes que, en principio, considere viables una vez comience a darlas trámite. Pero en el caso de Air Europa, el trámite se alargará. Al haber solicitado la aerolínea más de 250 millones de euros, la ayuda debe ser revisada y aprobada por la Comisión Europea, que ha dispuesto como fecha tope para la resolución de los expedientes el 30 de junio.

Aunque podría darse el caso de que los plazos se dilatasen hasta entonces, las fuentes consultadas consideran que es muy improbable que el dinero no llegue antes a Air Europa si el Consejo de Ministros, que debe aprobar en última instancia la operación; le da el visto bueno. «La verdad es que en Bruselas están trabajando a toda pastilla», aseguran las fuentes consultadas.

Venta de la compañía

El saneamiento de sus cuentas es el paso previo para la posterior venta de Air Europa a Iberia, una operación pactada en noviembre por 1.000 millones y ahora en revisión, como ha reconocido públicamente IAG, matriz de la otrora aerolínea de bandera. Aunque, como explican las fuentes consultadas, el dinero inyectado en una compañía no puede ser empleado en acometer compras o para diseñar políticas comerciales para sacar ventajas sobre sus competidores, el rescate no cierra la puerta a la empresa rescatada a ser comprada por otra, lo que despeja cualquier duda sobre la posibilidad de que la aerolínea de Globalia sea después vendida a Iberia. En este sentido, aseguran que una eventual operación de este tipo quedará plasmada en el acuerdo por el que se concede la ayuda, donde se reflejarán además los términos en los que se realizaría esta hipotética transacción. En cualquier caso, al tratarse de un movimiento de carácter estratégico, el Estado, a través del consejo gestor de la Sepi, deberá autorizarla en último término.