Acciona se hace en Brasil con su mayor proyecto de infraestructuras por 2.300 millones

La compañía terminará una línea del metro de São Paulo que llevaba paralizada desde 2016

Acciona se ha hecho con un importante contrato en Brasil. La compañía española ha cerrado con el consorcio brasileño MOVE y con el Estado de São Paulo el acuerdo para la cesión del contrato de concesión para la construcción y posterior operación y el mantenimiento de la línea 6 del Metro de São Paulo (o línea Naranja). El proyecto está valorado en 2.300 millones de euros, según ha comunicado el grupo de la familia Entrecanales. Cuando finalice su construcción y entre en servicio, la Línea 6 dará servicio a 600.000 pasajeros al día.

La sociedad Concessionária Linha Universidade, de la que Acciona es socio principal, se encargará de finalizar la obra, paralizada desde 2016, en cinco años. El contrato posterior de operación y mantenimiento se extenderá durante otros 19 años.

La Línea Naranja es el proyecto de infraestructuras público-privado más grande en desarrollo en América Latina y el mayor proyecto de infraestructuras de la historia de Acciona. Durante el periodo de construcción, generará 9.000 puestos de trabajo. La Línea 6 contará con 15 estaciones a lo largo de más de 15 kilómetros de longitud. Conectará el centro de la capital con su extremo noroeste y atravesará diversos barrios donde se ubican algunas de las principales universidades de São Paulo.

Acciona ya trabaja en Brasil en el desarrollo de dos lotes de otra de las líneas del metro de São Paulo, la 2. Además, ha ejecutado la Línea 3 del Metro de Santiago de Chile y está cerca de finalizar la construcción de la Línea 1 del Metro de Quito, el mayor proyecto de movilidad de la capital de Ecuador que aliviará la congestión urbana y reducirá las emisiones contaminantes.