El FMI mejora sus previsiones para todos los grandes países menos para España

El organismo, más pesimista que el Gobierno, cree que el PIB se hundirá este año un 12,8%, la recesión más severa del mundo desarrollado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica una caída de la economía de la zona euro del 8,3% para este año, 1,9 puntos porcentuales mejor de lo esperado en junio, con España a la cabeza con la recesión más aguda (-12,8%) entre sus grandes economías. El FMI considera, por tanto, que el retroceso de la economía española será mayor del que espera el Gobierno, que, en su última revisión, prevé que el PIB caiga este año un 11,2%. Por detrás de España se sitúan Italia (con una contracción del 10,6%), Francia (-9,8%) y Alemania (-6%), una situación atribuible en todos los casos al impacto de la pandemia por la COVID-19, según su informe de Perspectivas Económicas Globales, presentado hoy, informa Efe.

Para 2021, el Fondo prevé un repunte moderado en la zona euro del 5,2%, ocho décimas menos de lo esperado en junio, apoyado en el “enorme e innovador” paquete de recuperación aprobado por la Unión Europea (UE) de 750.000 millones de euros. Por países, España crecerá un 7,2% el próximo año -una cifra avanzada ya a finales de septiembre-, nueve décimas más de lo previsto en junio; seguida por Francia, un 6% (1,3 puntos porcentuales menos que hace cuatro meses); Italia, un 5,2% (1,1 puntos por debajo de lo estimado en junio) y Alemania un 4,2% (1,2 puntos menos).

De sus previsiones se desprende que España mantendrá durante 2021 los niveles de desempleo que registrará al cierre de 2020, pese al repunte esperado del producto interior bruto (PIB). En concreto, el organismo presidido por Kristalina Georgieva considera que la tasa de paro de España cerrará este año en el 16,8%, frente al 14,1% observado en 2019. Para 2021, la previsión es que también cierre del año situada en el 16,8%. La situación del mercado laboral de España se asemeja así a la evolución que experimentará el de Alemania, que se situará en 2021 en el 4,2%, tras alcanzar el 4,3%. Con respecto a las otras dos mayores economías del euro, Francia alcanzará en 2021 un paro del 10,2%, frente al 8,9% de 2020, e Italia registrará un nivel de desempleo del 11,8% durante el año que viene, ocho décimas más que este año.

China, la única que se salva

China será la única gran economía del mundo que crezca en 2020 en medio de la pandemia de la COVID-19, con una expansión estimada del 1,9%, a la que se sumará un crecimiento del 8,2 % en 2021. El Fondo eleva así en nueve décimas sus previsiones para el gigante asiático este año, al destacar la “rápida recuperación” de su economía en el segundo trimestre, y deja sin cambios las de 2021. Las perspectivas de China “son mucho más fuertes” que las del resto de las economías emergentes, agrega el organismo. “La actividad se normalizó con más velocidad de lo esperado después de que casi todo el país se reabriese en abril -subraya- y el segundo trimestre registró una sorpresa positiva gracias un contundente respaldo de políticas y la resistencia de las exportaciones”.

El Fondo Monetario Internacional ha rebajado notablemente las previsiones de contracción de la economía de EE UU para este año hasta el -4,3%, con lo que mejora en 3,7 puntos porcentuales su anterior estimación de junio. Llama la atención sobre la depreciación registrada por el dólar entre abril y septiembre, y los riesgos derivados de una nueva ola de protestas sociales en plena pandemia de la COVID-19. Para 2021, sin embargo, el FMI empeora levemente su pronóstico sobre EE UU al situar la expansión económica esperada en el 3,1%, 1,4 puntos porcentuales menos de lo anticipado hace cuatro meses.