Hipotecas a tipo fijo, peores que las variables: 4.000 euros de intereses extra en los últimos 5 años

El 52,6% de las hipotecas contratadas para la compra de viviendas en julio de 2020 eran a tipo fijo

En 2016 el euríbor comenzó a entrar en terreno negativo. Desde entonces, ha seguido su camino cuesta abajo hasta alcanzar recientemente mínimos históricos (-0,415%). Su caída se traslada a las hipotecas de tipo variable, generando un importante ahorro para los clientes. Precisamente coincidiendo con el inicio de este tendencia a la baja la contratación de créditos hipotecarios aumentó. En este contexto, las entidades prefirieron dar más visibilidad a las hipotecas a tipo fijo, con las que obtendrían una rentabilidad mayor a sabiendas de que los tipos bajos se seguirá manteniendo durante bastante tiempo. De hecho, el 52,6% de las hipotecas contratadas para la compra de viviendas en julio de 2020 eran de este tipo. “El mensaje de que es más conveniente contratar un préstamo hipotecario a tipo fijo ha calado en los consumidores”, señala la Organización de Consumidores y Usuarios, aunque la mejor opción no sea esta.

Para comprobar si las hipotecas a tipo fijo salen más caras que las variables, la OCU ha tomado el ejemplo de un consumidor que hace cinco años hubiera contratado una hipoteca de 100.000 euros a 15 años. De haber optado por una hipoteca a tipo de interés variable con la entidad que ofrecía mejores condiciones en ese momento (la de Openbank, referenciada a euríbor más 1,25%), a día de hoy se habrá ahorrado más de 4.000 euros respecto a la mejor opción a tipo fijo de ese momento (la del BBVA, con un tipo nominal anual del 1,80%).

“En el marco económico actual, es más que probable que el Banco Central Europeo continúe con sus políticas de estímulos financieros y monetarios, lo que debería mantener el euríbor en cifras negativas”, señala la OCU. Por ello, las hipotecas a tipo variable son y seguirán siendo más interesantes. Además, la OCU remarca que las ofertas de hipotecas a tipo variable ofrecen mejores condiciones. Por ejemplo:

-Hipoteca variable a tu manera de Myinvestor: 1,59% TIN el primer año, revisable a euríbor +0,87% contratando el seguro de hogar. Aunque solo se ofrece a clientes con nóminas mayores de 4.000 euros

-Hipoteca Openbank: 1,99% TIN el primer año, revisable a euríbor +0,89%, domiciliando una nómina de al menos 900 euros.

-Hipoteca Pibank: 1,99% TIN el primer año, revisable a euríbor +0,95%, sin requisitos.

Tipo mixto: una opción aún peor

La peor opción para los clientes, incluso peor que las hipotecas a tipo fijo, son las de tipo mixto. Estos créditos reúnen lo peor ambos créditos. “Ofrecen precisamente un tipo fijo al principio del préstamo, privando así al cliente de aprovechar los bajos tipo de interés actuales; y un tipo variable después, que es cuando las subidas serán más probables”, subraya la Organización de Consumidores y Usuarios