El Frob recomienda a los bancos realizar “triajes” para descartar a las empresas no viables

Jaime Ponce apunta al sobreendeudamiento empresarial como el principal riesgo para el sector bancario

El presidente del Frob, Jaime Ponce, en el Congreso de los DiputadosServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), Jaime Ponce, considera el sobreendeudamiento empresarial el principal riesgo que deberá afrontar el sector bancario en los próximos meses y años, debido a la crisis económica en la que está inmersa el país, cuyas consecuencias son aún difíciles de predecir. Así lo ha alertado este viernes durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. A su juicio, el sector deberá prepararse para una reestructuración de este endeudamiento empresarial.

En este sentido, recomienda a las entidades financieras realizar un triaje para descartar a las empresas no viables. Con este triaje, según aconseja, se deberá realizar un diagnóstico preciso de las empresas que son viables, de las que nunca lo serán y de aquellas a las que se puede reestructurar su nivel de endeudamiento, ajustando el coste de la deuda, con el fin de salvar puestos de trabajo.

Por si acaso, el Frob no baja la guardia y vigila de cerca a las entidades más vulnerables. Para ello, mantiene una estrecha relación con el Banco de España y con el Banco Central Europeo, entidades con las que continuamente intercambia información. Eso sí, considera “un soporte rápido y eficaz” la línea de avales autorizada por el Gobierno para que las empresas puedan superar esta crisis.

Además, el presidente del Frob advierte de que el sector financiero deberá seguir con el ajuste de plantillas, iniciado ya hace años. De esta manera, sale al paso de las preguntas de sus señorías sobre la cuantificación del recorte de empleo y cierre de oficinas que deberá acometer la entidad resultante de la fusión de CaixaBank con Bankia. Ponce considera prematura especificar esta reestructuración, que, “en cualquier caso, corresponde a los gestores de ambas entidades”. En su opinión, otro de los retos que deberá afrontar el sector financiero para garantizar su superviviencia es “el imparable proceso de digitalización”.

Según Ponce, en estos momentos es difícil y compleja la situación por la que atraviesa el sector inmobiliario. El presidente del Frob esgrime esta complejidad para no realizar una evaluación del impacto que tendrá en Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria la futura regulación de los precios de alquiler.