El Gobierno habilita dos nuevos tramos de avales ICO por 2.800 millones

Amplía hasta el próximo día 1 de junio del año que viene estas líneas de crédito

La ministra portavoz, María Jesús Montero (c), el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d), y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, comparecen en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes en Madrid
La ministra portavoz, María Jesús Montero (c), el ministro de Sanidad, Salvador Illa (d), y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, comparecen en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes en MadridJ.J. GuillénEFE

El Gobierno ha dado su visto bueno a dos nuevos tramos de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 2.800 millones de euros para financiar a empresas y autónomos que se encuentren en un proceso de concurso de acreedores, pero se encuentren al corriente de pagos. En concreto, se destinarán 2.500 millones para garantizar préstamos bancarios y 50 millones para avalar pagarés emitidos en el mercado de renta fija MARF a empresas en concurso de acreedores que hayan resuelto su situación. Además, ha decidido liberar un tramo adicional de 250 millones de euros para garantizar pagarés emitidos en el MARF por empresas que no pudieron acogerse a la primera línea de avales por estar su programa de pagarés en proceso de renovación.

Así lo ha aprobado hoy el Consejo de Ministros, después de que la Comisión Europea diese ayer luz verde a este plan de ayudas. Además, se amplía hasta un máximo de ocho años el plazo de vencimiento de los préstamos avalados por el ICO y pertenecientes a la primera línea de avales, de 100.000 millones de euros y que se aprobó en marzo de este año. Esta habilitación forma parte del programa de la segunda línea de avales del ICO de 40.000 millones de euros. La ayuda tiene la forma de garantías públicas para nuevos préstamos reembolsables concedidos por entidades financieras supervisadas, y de nuevas emisiones en el mercado alternativo de renta fija.

El objetivo del plan es ofrecer a estas empresas las mismas opciones que una empresa corriente para acceder a línea de avales del ICO a las que no podían acceder hasta ahora, pero dejando claro que su acceso está condicionado al cumplimiento preciso de sus obligaciones financieras en los plazos establecidos, con el fin de que obtengan liquidez. En ese sentido, se amplía hasta el 30 de junio el plazo para la concesión de los avales aún no liberados de las dos líneas actualmente en vigor, que suman 140.000 millones de euros, y se permite extender hasta un máximo de ocho años los avales aún no liberados bajo la citada primera línea.

Según explica el Ejecutivo, con las modificaciones aprobadas se alivia “de manera notable” la carga financiera de autónomos y empresas que lo necesiten y se les da más tiempo para recuperar su actividad empresarial y hacer frente a sus obligaciones financieras. Y se permite a la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA) extender hasta la misma fecha el plazo de solicitud de avales del tramo de 500 millones de euros destinados a reforzar el reaval que concede a las sociedades de garantía recíproca de las comunidades autónomas.