Estas son las marcas de electrodomésticos más duraderas y fiables

El fabricante alemán Miele es el líder en durabilidad y uno de los más fiables en frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y secadoras

Imagen de una lavadora
Imagen de una lavadora

Invertir en un electrodoméstico es una decisión de la que no queremos arrepentirnos a los pocos meses. Su elevado precio hace que los usuarios también esperen de ellos una vida longeva y sin muchos problemas técnicos. Sin embargo, la obsolescencia prematura se interpone en el camino de los consumidores, obligando a sustituirlos antes de tiempo. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta a más 87.000 consumidores europeos que le ha permitido calcular la vida media útil de frigoríficos, lavadoras, lavavajillas y secadoras, así como determinar cuáles son las marcas más duraderas de cada tipo de electrodoméstico. Según las respuestas de los usuarios, el fabricante alemán Miele es el líder en durabilidad y uno de los más fiables los electrodomésticos analizados.

Marcas más duraderas

Los frigoríficos suelen durar unos 12 años, según la encuesta de OCU. Si quiere un frigorífico de una marca duradera, la mejor opción es un aparato de General Electric (15 años), o de Edesa, Zanussi, Ignis o Siemens, todos ellos con 13 años de duración. Entre las marcas que menos duran se encuentran Candy, Teka, LG y Hotpoint con 10 años, y Daewoo y Samsung con 9 años.

En las lavadoras se detectan importantes diferencias: su vida media es algo más de 11 años, pero hay modelos de lavadoras mucho más longevos. Por ejemplo, las lavadoras Miele pueden alcanzar sin problemas los 15 años, superando con creces la duración de otras marcas, como Whirlpool o Indesit que apenas llegan a los 10 años.

La vida media de un lavavajillas también es de unos 11 años. Según los usuarios, los Miele son los más longevos, de media 15 años, seguidos por Neff (13 años), De Dietrich (12 años), Zanussi (12 años) y Siemens (12 años). Los que menos duran rondan los 10 años y son de las marcas Hoover, Ignis, Fagor, Whirlpool, Candy, Teka, Hotpoint y Indesit.

También 11 años es lo que suele durar una secadora. Una vez más, las secadoras Miele son mas duraderas, pues superan los 15 años y le siguen las de Baucknecht (12 años). Mientras, las secadoras de Fagor duran poco más de la mitad (8 años) y las de Indesit 9 años.

Marcas más fiables

En lo que se refiere a la fiabilidad, OCU ha construido un índice de fiabilidad que tiene en cuenta, entre otros factores, la frecuencia de las averías y la importancia de estas. En general las marcas más duraderas son también las más fiables. Aunque empiezan a destacar los buenos resultados de algunas marcas blancas y de otras muy concretas. Estos son los fabricantes más fiables según el tipo de electrodoméstico:

Frigoríficos: Kunft (Worten), Neff, Panasonic, Ignis, Sharp, Siemens, Zanussi, Bosch y Miele.

Lavavajillas: Sharp, Neff, Saivod (El Corte Inglés), Winia, Telefunken, Balay, Kunft (Worten), Siemens, Miele y Bosch.

Lavadoras: Ikea, Neff, Kunft (Worten), Selecline (Alcampo), Miele, Hisense, Bosch, Smeg, LG, Electrolux, Haier, Balay, Panasonic, Zanussi, Saivod, Coberò y Siemens.

Secadoras: Miele, Siemens, Beko, Saivod (El Corte Inglés), Haier, Aspes, Smeg, Bosch, AEG, Bluesky (Carrefour) y Teka.

Las más populares: Bosch y Balay

La encuesta también revela que las marcas más populares en España son Bosch y Balay. En el caso de las secadoras, también AEG está entre las más compradas por los españoles.

Obsolescencia prematura

Además de por la frecuencia de las averías y de su importancia, el principal motivo por el que los usuarios encuestados por OCU cambiaron sus electrodomésticos fue el alto coste de la reparación y la falta de repuestos. “Se trata de una de las causas fundamentales de la obsolescencia prematura”, señala la Organización de Consumidores y Usuarios, y por ello exige una legislación específica que recoja las siguientes medidas:

  • Que el producto sea diseñado de forma que no haya piezas de calidad deficientes que se deterioren prematuramente, que sean demasiado frágiles para el uso normal del dispositivo o que tenga un ensamblado con materiales que impidan su apertura para reparación.
  • Que reparar el producto o sustituir los consumibles o baterías sea posible y tenga un coste notablemente inferior al de comprar un producto nuevo.
  • Que la garantía sea superior a los dos años obligatorios que actualmente hay en España y que sea real (ahora mismo solo se atribuye a problemas del producto durante los primeros 6 meses).
  • Que los fabricantes informen claramente de la vida media prevista del producto, las posibilidades de reparación, el tiempo de soporte previsto para la actualización de software si lo hubiera o cómo se debe proceder para el correcto reciclaje.