Repsol e Ibereólica arrancan la operación de su primer parque eólico conjunto en Chile

La primera fase cuenta con 79MW de potencia instalada de un total de 189

El consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz, (3i) el alcalde de Zierbena, Iñigo Ortuzar, (i) la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia (c) el presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López (3d) el presidente del Grupo Ibereólica Gregorio Álvarez (2d9 entre otro en el acto este viernes en el puerto de Bilbao, de la entrega de componentes de aerogeneradores a su primer parque eólico conjunto en Chile
El consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz, (3i) el alcalde de Zierbena, Iñigo Ortuzar, (i) la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia (c) el presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López (3d) el presidente del Grupo Ibereólica Gregorio Álvarez (2d9 entre otro en el acto este viernes en el puerto de Bilbao, de la entrega de componentes de aerogeneradores a su primer parque eólico conjunto en ChileLuis TejidoEFE

Repsol e Ibereólica Renovables avanzan en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile, de 189 MW de potencia y denominado Cabo Leones III, con el envío, desde el puerto de Bilbao, de los principales componentes tecnológicos de sus aerogeneradores y con la entrada en operación comercial, desde diciembre pasado, de la primera fase de este proyecto, según han informado ambas compañías. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el presidente del Grupo Ibereólica Renovables, Gregorio Álvarez, han encabezado hoy un acto previo a la salida, desde el puerto de Bilbao, de nacelles de los 22 aerogeneradores SG 145, de 5MW cada uno, que integran la segunda fase del parque eólico, que tendrá 110 MW de capacidad instalada. Son los aerogeneradores más potentes y modernos de Siemens Gamesa en operación en la actualidad. La segunda fase de este parque entrará en operación comercial en el segundo trimestre del año. El acto ha estado presidido por la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, y ha contado también con la participación del presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López.

El parque eólico Cabo Leones III está ubicado en la Comuna de Freirina, provincia chilena de Huasco, en la tercera región de Atacama. Tendrá una capacidad total de generación renovable de 189 MW, dividido en dos fases, de 79 MW y 110 MW. Este parque forma parte de la cartera de proyectos en Chile de la “joint venture” creada en julio pasado entre Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables, con un portafolio conjunto de activos en operación, construcción o desarrollo avanzado de más de 1.600 MW con fecha de explotación comercial en el periodo que va hasta el año 2023 y con la posibilidad de superar los 2.600 MW en 2030.

Las nacelles para este parque, que saldrán próximamente desde el puerto de Bilbao hacia Chile, han sido ensambladas en la planta de Siemens Gamesa que se encuentra en Ágreda (Soria). La actividad económica de un proyecto eólico de estas características, incluso estando en Chile, es muy importante para España, tanto en las fases de ingeniería como en la producción de los elementos que conforman la instalación renovable y su manipulación y transporte. En todo el recorrido, desde la planta de Ágreda hasta la instalación en el parque eólico Cabo Leones III, pasando por el puerto de Bilbao, participan unas 140 empresas. La nacelle cuenta en su interior con la multiplicadora, el generador y otros elementos del sistema eléctrico, necesarios para convertir la fuerza del viento que recogen las palas en energía eléctrica. Todo ello se fabrica en distintas plantas de Siemens Gamesa en España: las multiplicadoras en Asteasu (Guipúzcoa), Mungia (Vizcaya), Lerma, Burgos y Sigüeiro (A Coruña); los componentes del sistema eléctrico, en las plantas de Reinosa (Cantabria), Madrid y Valencia. Estas fábricas emplean a más de 1.200 personas.

Segunda fase

La primera fase del parque eólico Cabo Leones III, con 79 MW y 22 aerogeneradores SG 132 de 3,6 MW cada uno, ha entrado ya en operación comercial en diciembre pasado. Producirá al año 280 GWh de energía limpia, evitando la emisión a la atmósfera de 94.000 toneladas de CO2 al año. La segunda fase de este proyecto comenzó a construirse en julio de 2020. Las obras están contando con puntas sobre el terreno de hasta 150 trabajadores y la previsión es que entre en operación comercial en el segundo trimestre de 2021.

La “joint venture” de Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables permitirá desarrollar, construir y poner en operación en Chile, a corto plazo, en el periodo que va hasta 2023, además de Cabo Leones III, los proyectos eólicos Atacama y Antofagasta -con una capacidad total instalada, respectivamente, de 180 y 794 MW-; y el fotovoltaico Elena, de 540 MW.

El pasado 26 de noviembre, durante la presentación de su Plan Estratégico 2021-2025, Repsol avanzó y profundizó en su objetivo de ser una compañía con cero emisiones netas en 2050, con una exigente hoja de ruta con metas intermedias más ambiciosas e inversiones por valor de 18.300 millones de euros. Las destinadas a iniciativas bajas en carbono ascenderán a 5.500 millones de euros entre 2021 y 2025, un 30% del total. Además, Repsol evolucionó su organización desplegando cuatro áreas de negocio, una de ellas Generación baja en emisiones, uno de los pilares de su nuevo modelo. La compañía cuenta en la actualidad con casi 3.000 MW de generación de bajas emisiones de capacidad total instalada; seis proyectos renovables en desarrollo España y participa en uno de los parques eólicos flotantes semisumergibles más grandes del mundo, Windfloat Atlantic, en la costa portuguesa y ya operativo. Grupo Ibereólica Renovables tiene actualmente 12 parques eólicos en explotación con una potencia instalada de 205 MW en España y 444 MW en Chile, y aproximadamente 10 GW eólicos y fotovoltaicos en distintas fases de desarrollo en España, Chile, Perú y Brasil.