Calviño buscará el consenso con sindicatos y empresarios en reformas estructurales y fondos europeos

La vicepresidenta debatirá hoy con los interlocutores sociales sobre el reparto de los fondos europeos

Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha participado en el coloquio inaugural de la segunda sesión del foro Económico Spain Investors Day (SID)
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha participado en el coloquio inaugural de la segunda sesión del foro Económico Spain Investors Day (SID)Spain Investors DayLa Razón

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto en manos de una persona de su absoluta confianza, su vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, la negociación con los interlocutores sociales para que la concertación social llegue a buen puerto y no naufrague en mitad de la legislatura. Por eso hoy a media mañana celebrará su tercera reunión con sindicatos y patronal, desde que en noviembre pasado se constituyó una mesa de diálogo social, con el punto de mira en que nada se descuadre y provoque una contestación social en las calles, como la vivida por los anteriores Gobiernos tanto del PP como del PSOE. A las doce en punto de la mañana, Calviño recibirá a los secretarios generales de UGT y de CC OO, así como a los presidentes de la CEOE y de Cepyme.

Con sindicatos y patronal realizará un somero repaso a las reformas estructurales que deberá acometer España de cara a recibir los fondos europeos para la reconstrucción de la era postcovid-19. Así, pasarán de puntillas por la reforma del sistema público de pensiones y por los cambios del mercado laboral, que enfrentan no sólo a los sindicatos con Calviño, sino a la vicepresidenta económica con los ministros de Podemos, partidarios de derogar la reforma laboral del PP, a lo que se opone con contundencia el equipo económico socialista de Sánchez. Una vez enuncien las reformas que necesita el país, profundizarán en el meollo de la cuestión, el reparto de los fondos europeos.

A España le corresponden 140.000 millones de euros de los 750.000 millones que Bruselas pondrá en circulación para la reactivación de la economía tras la pandemia. De estos 140.000 millones, el Gobierno español quiere demandar antes de final de legislatura 70.000 millones, que llegarán en forma de subvenciones a fondo perdido. Para percibir los otros 70.000 millones, el Ejecutivo de Sánchez prefiere esperar a final de su mandato a evaluar si los necesita o no, ya que esa cuantía hay que devolverla porque llegará en forma de préstamos. De momento, aunque aún no se ha ingresado ni un euro, en los Presupuestos Generales del Estado de este año se recoge un anticipo de 27.000 millones de los fondos europeos que no hay que devolver.

Sobre el destino de esa cuantía todo el mundo económico y social quiere opinar. Los interlocutores sociales no podrían ser menos. Tanto las organizaciones sindicales como las empresariales quieren tener su espacio para debatir y opinar a qué se deben destinar esos fondos europeos. Sin ir más lejos, las centrales desean que se orienten a financiar problemas laborales estructurales, como la temporalidad y la precariedad, así como a abordar un cambio de modelo productivo. De estas cuestiones, hablarán hoy con la vicepresidenta económica del Gobierno.

La oportunidad del rescate de la UE

La vicepresidenta Nadia Calviño ha exhibido este jueves ante cientos de inversores las oportunidades que brinda España ante la llegada de los fondos europeos, durante su intervención en la XI edición del Spain Investors Day. Calviño ha animado a invertir en España, especialmente ante las oportunidades que abre el plan de recuperación europeo.