Telefónica vende el 60% de su filial chilena por cerca de 500 millones para reducir deuda

La compañía continúa con su decisión de centralizar sus operaciones en cuatro mercados principales: España, Reino Unido, Alemania y Brasil

Un edificio de Telefónica situado en Barcelona
Un edificio de Telefónica situado en BarcelonaAlbert GeaREUTERS

Si ayer Telefónica era noticia por haber adquirido espectro en la banda de los 3,5 Ghz por un monto total de 10 millones de euros, hoy lo es, precisamente, por vender. La compañía de telecomunicación ha vendido el 60% de su sociedad de infraestructuras chilena InfraCo por 600 millones de dólares, lo que son unos 493 millones de euros, al fondo de capital riesgo KKR.

Esto supone que la tasación de InfraCo se sitúa en 1.000 millones de dólares (822 millones de euros al cambio); Telefónica mantiene el 40% de la empresa. La operación implica un múltiplo de 18,4 veces oibda, una cifra muy superior a la media de mercado.

Esta operación lleva aparejada la reducción de la deuda financiera neta de Telefónica de unos 400 millones de euros, tal y como ha indicado el propio operador.

Para la primera mitad de 2021

La operación ha contado con el asesoramiento del Banco Santander, y la operadora ha afirmado que desean cerrar el trato antes de la primera mitad del año. Calculan que julio sería el mes idóneo para la formalización del acuerdo.

InfraCo pretende ampliar a 3,5 millones de domicilios chilenos con acceso a fibra óptica FTTH. En la actualidad existen cerca de 2 millones de casas equipadas con esta tecnología, pero se prende casi duplicar la cifra para el año 2022. Así, Telefónica pretende democratizar el acceso a las redes fijas de nueva generación de los ciudadanos de Chile. InfraCo dará origen a la primera red mayorista de fibra del país.

Laura Abasolo, directora General de Finanzas, explica que la transacción cumple los “objetivos del nuevo modelo operativo y de gestión” de Telefónica Hispanoamérica, enfocado en el crecimiento rentable, la maximización del valor de la marca y en desarrollar nuevos modelos que permitan modular la exposición del Grupo a la región.

División

La compañía acordó hace un año centrar su actividad en cuatro mercados principales: España, Brasil, Alemania y Reino Unido. Por ello, a esta operación se le suma la venta a Liberty Latin America de su unidad costarricense por 500 millones, al igual que estaba casi cerrado el acuerdo de venta del 99,3% de su filial en El Salvador, transacción que no se llevó a cabo por las condiciones impuestas para su formalización. Ese trato estaba fijado en 169 millones de euros.

Aún continúan abiertas todas las opciones sobre sus filiales de Argentina, Uruguay, México, Venezuela y Ecuador, de las que Telefónica es propietaria del 100 % del capital, Perú (98,9%) y Colombia (67,5%).