España debería casi duplicar su oferta de vivienda en alquiler para satisfacer la demanda

Un informe de la consultora Savills Aguirre Newman asegura que hay un déficit de dos millones de casas para arrendar cuando el parque actual se sitúa en torno a los 2,5 millones

Un anuncio de alquiler en un edificio en Madrid
Un anuncio de alquiler en un edificio en MadridJesús G. FeriaLa Razon

Mientras el PSOE y Podemos siguen enzarzados en su particular guerra sobre cuál de los dos sistemas que proponen es más efectivo para contener los precios de la vivienda en alquiler, los estímulos fiscales, según los socialistas; o la intervención directa de las rentas, según los podemitas; el sector inmobiliario sigue defendiendo que lo que sobra es intervencionismo y lo que falta es oferta para presionar los precios a la baja. El último en hacerlo ha sido la consultora Savills Aguirre Newman, que considera que España necesita prácticamente doblar el parque de viviendas en alquiler para satisfacer la oferta.

La inversión inmobiliaria en residencial en alquiler en Europa se incrementó el pasado ejercicio a pesar de la crisis un 6%, hasta los 46.000 millones de euros, según el informe “European Multifamily” de la consultora. En España, la inversión ascendió hasta los 2.760 millones de euros. Sin embargo, a tenor de los datos que maneja Savills Aguirre Newman, España necesita acometer todavía un importante esfuerzo inversor para satisfacer la demanda existente. Susana Rodríguez, Chief Commercial Officer (CCO) de la firma, ha asegurado que, según sus estimaciones, España necesita promover más de dos millones de viviendas en alquiler. Eso implicaría casi duplicar el actual parque de viviendas en alquiler que existe en España y que oscila entre los 2,5 y los 2,8 millones, según las fuentes que se tomen como referencia.

La buena noticia sería, como asegura Rodríguez, que “existe un elevado interés de inversores institucionales por desarrollar nuevo producto en nuestro país y una firme apuesta de las administraciones públicas -tanto Gobierno central, como autonómicos y locales- por incrementar la oferta de vivienda en alquiler y situarnos al nivel de otros países de Europa”. Savills Aguirre Newman ha detectado que varias ciudades europeas entre las que incluye a Madrid y Barcelona están colaborando con inversores y promotores para ofrecer sobre todo más viviendas asequibles, en particular mediante la oferta de terrenos excedentes con incentivos a largo plazo. También destaca el hecho de que el propio sector de la promoción y la inversión “está empezando a ver la vivienda asequible como un sector en el que generar retornos estables con impacto social positivo”.

Vivienda asequible

Y es que, como asegura Savills Aguirre Newman, una parte importante de la vivienda a promover debería contar con algún tipo de protección o con rentas asequibles para afrontar lo que se viene encima. Según su análisis, dado el impacto negativo de la pandemia en la economía y el empleo, los ingresos de los hogares “pueden verse afectados y su capacidad para pagar alquileres más limitada”. Esto, unido a que los precios han subido en los últimos años por la falta de oferta y el incremento de la demanda, implica que la necesidad de más viviendas asequibles es alta, concluye.

Entre los riesgos que para este tipo de producto detecta Savills Aguirre Newman se encuentra la regulación del alquiler introducida ya en varias ciudades europeas como Berlín, París o Estocolmo y que se discute ahora en España. Estas medidas, advierte la consultora, “pueden ser vistas como causa de efecto adverso, ya que disuaden de la producción de nuevas viviendas para equilibrar la oferta”. No obstante, de persistir en esta línea, “el control del incremento de las rentas puede brindar seguridad tanto a los inquilinos como a los inversores al saber a qué atenerse”, añade.