El 80% de los nuevos negocios fracasa en solo dos años

Aunque el saldo en afiliación sigue siendo positivo, en la primera mitad del año se han dado de baja 200.000 autónomos

El comercio es el sector con más autónomos
El comercio es el sector con más autónomosCristina BejaranoLa Razón

El trabajo autónomo se ha convertido en una salida profesional para miles de españoles a los que se les cierra el camino entre los asalariados por las sucesivas crisis económicas. Pero este nuevo periplo no está siendo tan exitoso como podía parecer por los altos niveles de afiliación que se está produciendo en el Régimen Especial del Trabajo Autónomo (RETA), que actualmente supera los 3,3 millones tras haber subido en mayo en 15.000 nuevos ocupados.

Sin embargo, el trabajo por cuenta propia se ha convertido en una “puerta giratoria” por la que “miles” de profesionales “entran y salen del mercado de trabajo” sin ser capaces de permanecer más de dos años en la mayoría de los negocios que se inician. Así lo estima la asociación UPTA, que cifra la “tasa de fracaso” de las nuevas actividades de autónomos en casi del 80%. Según los datos oficiales de la Seguridad Social, en los cinco primeros meses de 2021 se han registrado 206.007 bajas en el RETA, aunque todavía se mantienen tasas positivas porque el número de altas está siendo superior, 245.084. Sin embargo, la realidad es que la tasa de reposición, que había sido muy alta durante los últimos años en este colectivo, se ha hundido a niveles que empiezan a ser preocupantes”.

Y para muestra un botón: las altas en el RETA en los últimos años han sido de 650.000, prácticamente la misma cifra que las bajas. Además, lo hace desigual y en muchos casos “sectorialmente sobredimensionada”, apuntan desde UPTA. De hecho, el trabajo autónomo únicamente sigue creciendo en sectores que presenta ya una ocupación alta, como el comercio, que supera los 773.380 activos; la hostelería, con 321.100 autónomos; la construcción (397.500); o el transporte (214.256); u otros servicios, con 212.370. “Nada que indique un crecimiento en sectores profesionales de alta cualificación, que aporten un nuevo modelo económico fundamentado en la calidad por encima de la cantidad”, recuerda Eduardo Abad, presidente de UPTA.

“Los datos de la serie histórica de afiliación al RETA nos indican que existe una puerta giratoria para miles de profesionales autónomos que entran y salen del mercado de trabajo sin que este sea capaz de lograr, con firmeza, una permanencia más larga de dos años de vida para la gran mayoría de las actividades. El cortoplacismo, la política electoralista y la poca visión que están demostrando determinados políticos es, sin duda, el lastre principal”, criticó Abad, que lamentó que, con la actual crisis del coronavirus, “hemos perdido una oportunidad fundamental para lograr un cambio de modelo económico”.

UPTA achaca este fracaso en la incapacidad de reposición de negocios y autónomos a la mala utilización de la tarifa plana, que “solo han servido para decorar los datos estadísticos a corto plazo. Las políticas de incentivos al inicio de actividad, como la tarifa plana y medidas análogas no funcionan”, y apela a la digitalización, la formación, la investigación, el entorno rural o la sostenibilidad medioambiental como las premisas que “deberían marcar las agendas de todas las administraciones, puesto que son los verdaderos retos a los que debemos enfrentamos si de verdad queremos un cambio en el modelo de desarrollo”.