¿Con qué oposición puedo ganar 65.000 euros al año?

Los salarios base de los funcionarios pueden ir desde los 1.200 euros al mes hasta los 650 euros mensuales sin contar con los complementos adicionales

Una mayor seguridad laboral y unas mejores condiciones son algunas razones para apostar por una oposición
Una mayor seguridad laboral y unas mejores condiciones son algunas razones para apostar por una oposición

Cada vez son más personas las que se encuentran estudiando una oposición con el objetivo de convertirse en un funcionario público o personal laboral fijo. Pero, ¿cuáles son las motivaciones que llevan a muchas personas a decidirse por opositar?

Tomar este camino puede llevar en ocasiones numerosas horas de estudio y sacrificio de la vida social, sin embargo el conseguir una mayor seguridad laboral así como unas mejores condiciones son razones suficientes para apostar por una oposición.

Asimismo, al opositar, otra de las ventajas es que estas personas pueden aspirar a unas remuneraciones más altas, ya que las diferencias salariales entre el sector público y la empresa privada pueden llegar a ser muy importantes. Es por ello que a la hora de decantarse por una u otra convocatoria, algunos de los candidatos se fijan en qué oposiciones son mejor pagadas en España.

Grupos de funcionarios

Cualquier aspirante que tenga intención de trabajar como funcionario es necesario tener en cuenta las diversas retribuciones económicas base de los empleados públicos en función de los diferentes agrupaciones de funcionarios tipificados. En el caso del Grupo A, el cuál tiene a su vez los subgrupos A1 y A2, las personas deben tener una titulación universitaria; en el Grupo B los opositores necesitan un título de técnico superior; en el Grupo C, se requiere Bachillerato, mientras que en el subgrupo C2 con el grado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) es suficiente; y por último para las personas que quieran acceder al Grupo E no se les requerirá ningún tipo de titulación.

Por lo tanto, entre estos grupos existirá una diferencia en los salarios los cuales vienen marcados por la cualificación con la que cuente la persona que acceda a una oposición. Es por ello que el Grupo A es el mejor pagado, siendo el subgrupo A1 el que reciba un salario base de 1.200 euros al mes, mientras que en el lado contrario se sitúa el Grupo E con una cantidad que asciende a los 650 euros mensuales según las últimas tablas salariales obtenidas en el Real Decreto-ley 2/2020, de 21 de enero de 2020.

No obstante, a estas cifras hay que sumarles los complementos, los cuales son retribuciones complementarias que se añaden al salario base, como puede ser el de antigüedad (que se suma cada tres años, en los conocidos como trienios), el de destino, los específicos o los relacionados con las gratificaciones por servicios extraordinarios.

¿Qué oposiciones tienen los salarios más altos?

Los puestos de notario y registradores de la propiedad son los primeros que se vienen a la mente de los ciudadanos, no obstante a pesar de que estos sean funcionarios, estos no tienen sueldo público, ya que su sueldo dependerá del tipo de documentos que firmen y la cantidad de trabajo generada en un mes.

Es por ello, que los primeros en la lista de los mejor pagados son los Inspectores de Hacienda, los cuáles pueden llegar a percibir un sueldo de entre 40.000 y 65.000 euros anuales brutos, que asimismo dependerá de la antigüedad de estos y teniendo en cuenta lo publicado acerca de las retribuciones del personal funcionario para el año 2021.

A este grupo le siguen de cerca los Abogados del Estado con hasta 60.000 euros brutos al año y justo un peldaño por debajo se encuentran las profesiones relacionadas con la carrera fiscal con una cantidad que asciende hasta los 50.000 euros anuales. Estos son los jueces, fiscales e interventores del Estado, que en el caso de los fiscales, el sueldo base mensual se sitúa en 1.645 euros y el de Abogado Fiscal en 1.440,10 euros.