La revuelta de los camioneros se extiende a Francia mientras en España recrudecen la presión

Transportistas y taxistas franceses inician bloqueos por la escalada del precio de los carburantes, pese a la ayuda de 400 millones del Gobierno y la rebaja de 15 céntimos por litro

Los camioneros en huelga mantienen su pulso
Los camioneros en huelga mantienen su pulso FOTO: Quique García EFE

La revuelta de los transportistas contra los precios desorbitados de los carburantes que les lleva a trabajar a pérdidas se extiende por Europa. Camioneros, taxistas y pescadores franceses se unieron hoy a las protestas de sus compañeros españoles e iniciaron hoy algunos bloqueos en centros de distribución de mercancías y carburantes en Francia en protesta por la escalada de precios de los derivados del petróleo. Estas protestas se llevan a cabo pese a la desconvocatoria de la huelga que había previsto para hoy una de las asociaciones de transportistas, después de que el Gobierno accediera el viernes a adoptar un plan de ayuda para el sector de 400 millones de euros.

Una de las regiones más afectadas por estos bloqueos fue Normandía (noroeste), donde la Prefectura del departamento de la Mancha advirtió este lunes en su cuenta de Twitter de ralentización en la circulación por la acción de piquetes en carreteras en torno a las localidades de Saint-Lô, Carentan y Lessay. Cerca de Lyon (este), tractores, camiones y trabajadores del sector de la construcción bloquearon con sus vehículos y con neumáticos las entradas de la refinería de Feyzin.

En la región de Marsella (sureste), las protestas corrieron a cargo esencialmente de taxistas y chóferes de vehículos con conductor que no han conseguido ayudas específicas. Cerca de la frontera belga, se organizaron operaciones de bloqueo y de ralentización de la circulación en autopistas como la A23 y la A1 (que va de París en dirección de Bruselas) así como en las plataformas logísticas de Dourges, cerca de la ciudad de Lens, y de Lesquin, cerca de Lille, según la emisora France Bleu. Y un grupo de pescadores bloqueó el acceso al puerto de la ciudad de La Rochelle (oeste), informó France Info.

Todas estas manifestaciones tuvieron lugar aunque el pasado viernes la Organización de Transportistas Europeos por Carretera (OTRE) había anunciado que desconvocaba las protestas para hoy después de obtener un compromiso del Gobierno de Emmanuel Macron, para dedicar una partida de 400 millones de euros para las empresas del sector. Una partida que se viene a añadir a la rebaja de 15 céntimos por litro de carburante para clientes particulares y profesionales que se aplicará desde el 1 de abril y por un periodo de cuatro meses en las gasolineras a cargo de las cuentas públicas.

Una portavoz de la Federación del Comercio y de la Distribución (FCD), que reúne a las grandes empresas del sector, afirmó este lunes a Efe, que por ahora no hay problemas de abastecimiento en los supermercados e hipermercados franceses. Añadió que tampoco tienen noticias de escasez de productos como el aceite de girasol por la guerra en Ucrania, que es uno de los principales países productores.

Mientras tanto, en España los pequeños transportistas mantienen la presión y han vuelto a mantener los bloqueos en los centros de distribución y a sacar los camiones a la calle, pese a la presión policial y mientras el Gobierno se reúne con las grandes patronales del sector. La Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, convocante del paro, ha insistido hoy a través de las redes sociales en que no volverán a la actividad hasta que sean “escuchados” y tengan “soluciones”.

Mientras, las ministras de Asuntos Económicos, Hacienda y Transportes ya han iniciado la reunión con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), el órgano sectorial de interlocución con el Gobierno, para estudiar la situación del sector y buscar medidas de ayuda. La plataforma, que dice no sentirse representada por el CNTC, ha insistido en que la reunión se celebra “otra vez con la gente equivocada”, y reitera que “se sigue perdiendo el tiempo y alargando este paro, que ya ha empezado a desabastecer mucha industria y a presionar a la Administración”.

Al encuentro oficial asisten, por parte del Ejecutivo, la vicepresidenta, Nadia Calviño: la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y la secretaria de estado de Transporte, María José Rallo. El CNTC está representado por el presidente del departamento de mercancías, Carmelo González y por representantes de uno total de doce asociaciones del sector: Astic, ACTE, CETM, Fenadismer, Feintra, Fetransa, Fitransa, Fitrans, Anatrans, FVET, Feteia, Atfrie y UNO.