España apenas tiene un 37% de empresas innovadoras y solo 727.000 especialistas tecnológicos

Únicamente el 17% de las empresas españolas cuentan con especialistas en tecnologías digitales en plantilla, frente al 19% de las europeas

Sergio Oslé, consejero delegado de Telefónica España; Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial; y Pablo Gonzalo, responsable del área de Cultura Digital y de Espacio Fundación Telefónica
Sergio Oslé, consejero delegado de Telefónica España; Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial; y Pablo Gonzalo, responsable del área de Cultura Digital y de Espacio Fundación Telefónica FOTO: FUNDACIÓN TELEFÓNICA FUNDACIÓN TELEFÓNICA

La digitalización siguió ganando terreno en 2021 tras el empujón de la pandemia, pero aún tiene dificultades para consolidarse en el ámbito empresarial y laboral. Según el informe anual de Fundación Telefónica sobre “La Sociedad Digital en España 2022″, el porcentaje de empresas innovadoras españolas es apenas del 37% y España solo cuenta con 727.000 especialistas en nuevas tecnologías, lo que no llega al 4% del empleo nacional y se sitúa por debajo de la media europea.

Estas son algunas de las conclusiones que arroja el informe que ha sido presentado este martes 6 de septiembre por Pablo Gonzalo, responsable del área de Cultura Digital y de Espacio Fundación Telefónica, y que ha contado con la presencia de de Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y Sergio Oslé, consejero delegado de Telefónica España. Junto a ellos ha asistido Carmen Morenés, directora general de Fundación Telefónica.

Dificultades para innovar y digitalizar

La OCDE señala que las empresas españolas tienen una relativa alta tasa de adopción de tecnología —si bien existe una brecha importante en función del tamaño—, pero no están aprovechando al máximo las oportunidades que ofrece la digitalización para innovar en procesos y productos o servicios. Por ejemplo, tan solo el 9% de las compañías de nuestro país hacen uso de macrodatos (big data), cuando, de media, el 14% de las firmas europeas lo hacen. Otro tanto ocurre con el cloud, la computación en la nube, pues en España hacen uso de esta tecnología el 22% de los negocios frente al 26% de la media comunitaria, y también con la inteligencia artificial, donde las cifras de aplicación son el 22% frente al 25% europeo.

Los datos de la OCDE ponen en evidencia que el porcentaje de empresas innovadoras en España es comparativamente bajo —en torno al 37%—, y que la proporción de compañías que llevaron a cabo actividades innovadoras —implementación de I+D, equipos o software que ha supuesto innovación de producto o de procesos—, durante el periodo considerado de 2014 a 2016, es la menor cifra de la lista de los países considerados, apenas un 17%

El grado de digitalización de la sociedad española afectó al impacto de la covid sobre nuestra economía. En concreto, la caída del valor añadido bruto del sector digital fue notablemente menor que la del PIB durante el año de crisis de 2020: el -2,4% frente al -9,8% general. Carme Artigas, que ha participando en un debate posterior a la presentación del estudio, ha reivindicado que el sector tecnológico es el segundo con mayor contribución al PIB español por detrás de la construcción y ha señalado que su avance será clave para aumentar la competitividad de la economía española. De hecho, Artigas prevé que el peso del sector digital en el PIB español debería pasar del 22% actual al 40% en 2025. No obstante, una de las grandes barreras para conseguirlo es la falta de profesionales.

Digitalización empresarial
Digitalización empresarial FOTO: Antonio Cruz

Déficit de profesionales digitales

La necesidad creciente de mano de obra digital que manifiesta la economía europea no encuentra, por ahora, una oferta que la pueda satisfacer. El año pasado, la Comisión Europea estimaba que había en la eurozona una demanda de 168.000 expertos en ciberseguridad y 341.000 puestos de trabajo vacantes para profesionales de datos. De acuerdo con datos del ONTSI, el 13% de las empresas españolas y el 8% de las empresas europeas contrataron o intentaron contratar especialistas en 2020, pero una de cada cuatro de estas empresas españolas y más de la mitad de las europeas informaron tener dificultades para encontrar un perfil de un profesional especialista adecuado a sus necesidades.

Si en Europa ya es un problema la falta de profesionales en tecnología, en España este es aún más grave. El pasado año nuestro país contaba con 727.000 especialistas en TIC, lo que equivalía al 3,8% del total del empleo nacional, frente al 4,8% de media de la Unión Europea. Únicamente el 17% de las empresas españolas cuentan con especialistas en tecnologías digitales en plantilla, frente al 19% de las europeas. Por tamaños, en las grandes compañías los porcentajes son del 67% en España y del 76% en Europa, mientras que entre las pymes bajan al 16% y el 18%, respectivamente.

Para Carme Artigas, el Plan Nacional de Competencias Digitales será clave para alfabetizar a la población en esta materia. Pero para lograr elevar las competencias digitales y fomentar estas profesiones de futuro también ha hecho hincapié en la necesidad de la colaboración público-privada.

Sociedad conectada

No obstante, no todo son debilidades. En base a los datos del informe, Pablo Gonzalo expuso que España ocupa el séptimo puesto del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) dentro de los 27 estados miembro de la Unión Europea, aunque escala hasta la tercera posición cuando se habla de conectividad, por detrás de Dinamarca y Países Bajos. En concreto, el 92% de los hogares españoles tienen conexión de alta velocidad da internet y la tasa sigue creciendo.

Según el informe, nuestro país destaca especialmente en los epígrafes de conectividad y de servicios públicos digitales, y presenta posibilidades de mejora en los de capital humano e integración de la tecnología digital en la empresa, especialmente en el segmento de las pymes, que todavía presentan margen para impulsar su competitividad a través de aspectos como el big data, la inteligencia artificial o las ventas a través del comercio electrónico

El teletrabajo se ha duplicado desde la pandemia, pasando del 4% al 8%. Aun así, el informe valora que la población apuesta en mayor medida por el trabajo híbrido. Según un informe elaborado por Microsoft y recogido por el documento de Fundación Telefónica, el 73% de los trabajadores demandan opciones de trabajo remoto flexible. Al mismo tiempo, el 67% creen necesario pasar más tiempo en persona con sus equipos. Para dar respuesta a ambas necesidades, el 66% de los responsables de la toma de decisiones empresariales estaban considerando el rediseño de los espacios físicos en las empresas para encajar mejor los entornos de trabajo híbrido.

Por su parte, el porcentaje de personas que compran por internet subió 7 puntos durante la pandemia, hasta alcanzar el 55,2% en 2020. En 2021, creció aún más, por encima de un punto porcentual, hasta alcanzar el 56,6%. En cuanto a los usuarios de banca digital, pasaron del 22,2 % al 45,4 %. El uso de herramientas digitales también ha crecido por ejemplo para concertar citas médicas, de manera que en 2021 subió su implantación 11 puntos porcentuales más que en 2020.

Otra de las claves para facilitar el acceso a los ciudadanos a los servicios públicos digitales ha sido la simplificación de los mecanismos de autenticación y validación. En este sentido, el sistema Cl@ve es uno de los principales activos que permiten a los ciudadanos un acceso sencillo a los servicios de Administración electrónica. Su uso sigue creciendo exponencialmente. En diciembre de 2021 había 14,4 millones de usuarios registrados, lo que supone un crecimiento del 25,2% respecto al mismo mes de 2020. Por otro lado, las citas médicas se dispararon un 21% en 2021, hasta el 51% y los usuarios de banca digital se situaron en el 45%, un 23% más que en 2020.