Internacional

Energía

Alemania pagará en diciembre la factura del gas y la calefacción de sus ciudadanos

Esta medida tendría un coste estimado de 5.000 millones de euros

El frío del centro de Europa no llegará a España
El frío del centro de Europa no llegará a EspañaFILIP SINGERAgencia EFE

Calentarse este invierno va a suponer todo un reto para muchos ciudadanos alrededor del mundo debido a los elevados precios del gas. En este sentido, pese a que Alemania cuenta con un gran sistema de gasoductos, este país depende casi en exclusividad Rusia para que la mayoría de hogares y empresas alemanas puedan hacer uso de esta energía.

Por tanto, ante esta situación, una comisión de expertos recomendó este lunes al Gobierno alemán un plan en dos pasos con el objetivo de reducir así el impacto de los precios del gas que tendría un coste de 96.000 millones de euros hasta abril de 2024, según su estimación.

En la primera fase, que daría comienzo en diciembre, el Estado se haría cargo del importe de las facturas de gas y calefacción urbana para ese mes, exceptuando las de la industria y centrales energéticas. Esta medida tendría un coste estimado de 5.000 millones de euros, según el copresidente de la comisión, Michael Vassiliadis.

A partir de marzo de 2023, en segundo lugar, se implementaría el tope al precio del gas con un coste estimado de 60.000 millones de euros para los hogares y las pequeñas empresas, mientras que para la industria serían 25.000 millones de euros.

En esta línea, los expertos proponen un precio bruto garantizado por el Estado de 12 céntimos por kilovatio/hora, para un “determinado contingente de gas consumido”, por encima del cual estarían vigentes los precios de mercado. Dicho contingente sería el 80% del volumen de consumo, calculado en base a la factura de septiembre de 2022.

En lo que respecta a los clientes de sistemas de calefacción urbana, a estos se les garantizará un precio de 9,5 céntimos por kilovatio/hora para el 80% de la energía consumida.

Por su parte, Vassiliadis explicó que dichas propuestas han sido creadas para proporcionar un alivio “rápido”, así como alentar el ahorro de gas, dado que en vista al nivel de los depósitos es importante que no se incremente el consumo.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Hebestreit, señaló este martes que por el momento es pronto para valorar las recomendaciones de los expertos, pese a que se refirió a ellas de forma positiva. Por su parte, Hebestreit sostuvo que la primera fase representaría “una solución muy rápida y aguda” que proporcionaría a los consumidores un cierto “alivio” de cara a los meses de enero y febrero, antes de que en marzo entrase en vigor una “solución sistemática”, según dijo.

Asimismo, el canciller alemán, Olaf Scholz, anunció el pasado 29 de septiembre un ambicioso plan de ayudas estatales por valor de 200.000 millones de euros para rebajar los precios de la energía al consumidor, según un acuerdo de la coalición de socialdemócratas, verdes y liberales.