MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

Isabel Bajo: «Los administradores de fincas no tienen en el sector inmobiliario el peso que deberían tener»

Es la nueva presidenta del Colegio de Administradores y Fincas de Madrid. Isabel Bajo se considera una buena profesional, «sin duda», precisa. Ingeniera de preparación académica, se ha forjado en esta especialidad gracias «a la experiencia y a la formación»

  • Isabel Bajo, presidenta del Colegio de Administradores de Fincas (CAF) de Madrid
    Isabel Bajo, presidenta del Colegio de Administradores de Fincas (CAF) de Madrid
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de julio de 2018. 10:46h

Comentada
Juan Delgado.  Madrid. 23/7/2018

Es la nueva presidenta del Colegio de Administradores y Fincas (CAF) de Madrid. Isabel Bajo se considera una buena profesional, «sin duda», precisa. Ingeniera de preparación académica, se ha forjado en esta especialidad gracias «a la experiencia y a la formación». Siempre ha sido una mujer muy activa en su ámbito, ya que la labor de mediación y la de interlocución con las administraciones las considera cruciales.

– Con usted son ya dos las féminas que han presidido esta institución. ¿Significa que la igualdad mujer-hombre es ya una realidad en esta profesión?

– Diría que en esta profesión hay más mujeres que hombres, tendencia que continúa porque las incorporaciones femeninas siguen siendo más numerosas que las masculinas. En cambio, la representación institucional de ellas es escasa. El Consejo General tiene 50 años de existencia y este colegio ha tenido cuatro presidentes, dos hombres y dos mujeres. Nosotras sumamos algo más de cuatro años. ¡Calcule cuánto tiempo han estado los otros dos! Creo que nos queda bastante, pero lo importante es que estamos y empezamos a contar. Estudiando la historia del CAF descubrí que el nuestro fue el primer colegio profesional que tuvo una mujer en la Junta Directiva. ¡Todo un hito! Somos modernos y vemos la realidad de una manera diferente desde hace tiempo.

– ¿Qué peso tiene el colectivo de los administradores en el sector inmobiliario?

– Tiene, pero ni mucho menos el que debería tener. La nuestra, qué duda cabe, es una institución que participa en el día a día del sector y ya no solamente hablo en el ámbito de la propiedad horizontal. Pero también estamos en la vertical, la gestión de patrimonios, las entidades de mantenimiento y conservación, la compra-venta de viviendas. Es un sector muy amplio y en todas las parcelas estamos, pero deberíamos tener una presencia mayor y más significativa.

– ¿Cuáles son las principales reivindicaciones de los administradores de fincas?

– A nivel global, nos hallamos inmersos en la nueva Ley de Propiedad Horizontal. Eso es básico para nosotros. El 85% de los españoles vivimos en comunidades de propietarios. La convivencia está regulada actualmente por 24 artículos. Como comprobamos día a día, la casuística es enorme y diversa, lo que acaba dejando en nuestras manos, en las de los administradores de fincas, la toma de decisiones de qué es una mejora y qué no lo es, qué mayoría necesita un acuerdo... En muchos campos funcionamos gracias a la jurisprudencia, pero en otros no existe, estamos huérfanos de ella. Esta nueva redacción facilitaría sobre todo la convivencia.

– ¿Son receptivas las administraciones públicas a esta demanda?

– Acabamos de presentar la propuesta. Debemos empezar cuanto antes a mantener contactos con los grupos parlamentarios. De momento, no tenemos señal alguna, pero esperamos que sí. Este proyecto lo tenemos que liderar los administradores de fincas.

– ¿Cuáles son los ejes de su proyecto?

– Lo más importante es el detalle de la casuística. Llegamos a ser mucho más detallistas en todos aquellos puntos en los que tiene que decidir una comunidad. Otro de los ejes es la incorporación de las nuevas tecnologías. Hoy por hoy nos tenemos que reunir presencialmente, hay que empezar a pensar en otras maneras a través de videoconferencias, aplicaciones, etc., porque ayuda y favorece la participación y lo hará todo mucho más sencillo. Otro importante es el de articular medios para garantizar el cobro. El problema no es el ensañamiento contra el moroso, sino la paralización de las comunidades que generan porque no hay capacidad financiera.

– ¿Sigue siendo la morosidad el principal problema de las comunidades?

– Uno de ellos. La crisis lo ha acentuado lógicamente. Un porcentaje elevado corresponde a los bancos propietarios de viviendas. Están ahogando a las comunidades en el día a día. Otros son los pisos turísticos, que están afectando mucho a la convivencia, o los derivados del uso de elementos comunes, o los «okupas». Depende de los barrios.

– ¿Cuál es la postura oficial del CAF ante el problema de los pisos turísticos?

– Las propuestas planteadas por el Ayuntamiento de Madrid, que pretenden regular la vivienda turística en edificios residenciales, salvo que cuente con acceso independiente desde la calle, eliminará casi el 97% de las mismas. Desde el Colegio insistimos en que las comunidades no son las que tienen que prohibir esta actividad, sino que su potestad reside en autorizar el uso terciario que pensamos que tienen, por un acuerdo de mayoría. También hemos presentado alegaciones al Decreto de Pisos Turísticos de la Comunidad de Madrid en base al número de viviendas de este uso que puede tener un edificio residencial.

– Los fondos de inversión empiezan a tener el don de la ubicuidad. ¿Qué opina de su aterrizaje en el sector de la administración de fincas?

– Tienen unos intereses económicos ajenos a la profesión, que lógicamente distorsionan el servicio de la administración de fincas, ya que sólo les preocupa el volumen para lograr rentabilidad, por lo que convierten la profesión en un mero negocio. No entran, en absoluto, en cuestiones de deontología, ni de relaciones institucionales, ni de mediaciones... Su propuesta es «yo les bajo la cuota y yo gestiono todos los contratos».

Últimas noticias