MENÚ
miércoles 23 enero 2019
09:37
Actualizado

La banca empieza a subir los tipos para absorber el impuesto de las hipotecas

Deutsche Bank, Evo Banco, BBVA y Sabadell han retocado ya algunos de sus productos.

  • El Gobierno endosó a la banca el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) después de que el Tribunal Supremo determinase que debía hacerse cargo el cliente
    El Gobierno endosó a la banca el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) después de que el Tribunal Supremo determinase que debía hacerse cargo el cliente

Tiempo de lectura 4 min.

10 de diciembre de 2018. 01:32h

Comentada
Roberto L. VargasErik Montalbán Madrid. 10/12/2018

Si no a ganar dinero, lo que la banca tampoco está dispuesta es a perderlo después de que el Gobierno le haya endosado el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD). Aunque el Ejecutivo asegurase que vigilaría a las entidades financieras para evitar que repercutiese a los clientes el coste de la tasa después de que el pasado 9 de noviembre entrase en vigor el real decreto-ley que obliga a las entidades financieras a asumirlo, algunos bancos han comenzado a retocar al alza el interés al que venden sus hipotecas. Una medida anticipada por los expertos y las propias entidades que, como dijo la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, no son ONG que puedan vender sus productos a pérdida.

Credimarket, una web especializada en préstamos hipotecarios y que compara las condiciones de todas las que ofrece el mercado español, ha detectado ya movimientos al alza por parte de Deutsche Bank y Evo Banco. Ambas han optado por modificar lo que en el argot financiero se conoce como «curva de tipos», el interés que cobran a los hipotecados a partir del segundo año de amortización del préstamo. En el último mes, la entidad germana ha aumentado en 0,15 puntos porcentuales el tipo de interés de la HipoteCasa Fija a 30 años, que ahora se sitúa en el 2,95%. También ha incrementado el de sus productos HipoteCasa db e Hipotecambio. Ambas se mantienen los 12 primeros meses con un interés fijo del 2%, pero para el resto del plazo de amortización el tipo es ahora de euribor más 1,45%. Evo Banco también ha incrementado en 0,35 puntos su hipoteca Inteligente, con diferentes intereses durante su plazo de amortización. Ahora, su tipo es de euribor más 2,2% el primer año; de euribor más 1,9% del segundo al quinto ejercicio y de euribor más 1,7% a partir del sexto año de vida del crédito.

BBVA también ha introducido cambios en algunos de sus productos hipotecarios. La entidad ha modificado, por ejemplo, el acuerdo que mantiene con Muface, la mutua de los funcionarios. En septiembre, ofrecía un préstamo para la adquisición de vivienda habitual para mutualistas a un tipo de interés de euribor más 0,85%. Ahora, ese mismo producto se ofrece desde euribor más 0,99%, según las condiciones remitidas a los funcionarios. La entidad de origen vasco ya advirtió de que si tenía que asumir el AJD, recalcularía las condiciones de sus préstamos en función de cómo variaran sus costes.

Banco Sabadell también ha retocado los tipos de sus préstamos hipotecarios, según han informado fuentes financieras. Sus préstamos a tipo variable a más de 20 años son ahora un 0,03% más caros, mientras que en los de tipo fijo el interés se ha incrementado en un 0,16%. La entidad catalana también ha sopesado incrementar la comisión de apertura un 0,25%, aunque no ha llegado a aplicar la medida, según añaden estas fuentes.

No es descartable que otras entidades financieras se sumen a esta senda de subidas. Banco Santander, por ejemplo, sigue sin publicar las características de su oferta, por lo que resulta imposible comprobar si ha rectificado las condiciones, según explican desde Credimarket.

Difícil control

Para controlar que el AJD no se repercuta directamente a los clientes, el Gobierno ha anunciado la creación de una «autoridad de protección del cliente financiero». El problema con el que puede chocar el Ejecutivo es que, como cualquier otra empresa privada, las financieras son libres de fijar el coste de sus productos y servicios que consideren oportuno. El ejemplo más gráfico al que recurren desde la banca es al de que cuando el Ministerio de Hacienda subió el tipo del IVA cultural, los cines incrementaron el precio de las entradas para repercutir ese coste y no asumirlo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs