Energía

Más de la mitad de los españoles pagaría más por un piso energéticamente eficiente

Una vivienda con etiqueta A puede llegar a consumir hasta un 90% menos de energía en comparación con una calificada como G

Eficiencia energética
Eficiencia energéticalarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@5b2ae4a8

El parque de viviendas en nuestro país no deja de envejecer, ya que la media de edad en España se sitúa en los 43,5 años, según muestra un informe realizado por la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI). Por tanto, pese a que la eficiencia energética es muy importante, más del 81% de los edificios existentes obtienen un grado de eficiencia energética muy bajo, con una calificación E, F o G en términos de emisiones, explica el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Tanto es así, que tres de cada diez de las viviendas usadas en nuestro país obtienen una certificación G.

La eficiencia energética abarca una amplia gama de características como la calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación, sistemas de aislamiento y el suministro de agua caliente. "Estos elementos conforman la columna vertebral que define el consumo energético y la comodidad de un hogar. La interrelación entre estas características juega un papel crucial, ya que la sinergia entre ellas puede marcar la diferencia entre un hogar eficiente y otro que derrocha recursos", explica el portal inmobiliario Fotocasa.

Una vivienda con etiqueta "A" puede llegar a consumir hasta un 90% menos de energía en comparación con una calificada como "G". En el caso de una vivienda con clasificación "B", el consumo es un 70% menor y con la etiqueta "C", hasta un 35% menos.

El 53,5% de aquellos que quieren comprar una vivienda estaría dispuesto a pagar más por un piso energético para reducir sus facturas (63,4%), para comportarse de manera sostenible (42,7%) o para acceder a materiales de mayor calidad (32,5%). De las personas que van a alquilar, el 42,7% estaría dispuesto a pagar más por tener una vivienda sostenible y el 43,4% dependiendo del precio.

Desde el portal inmobiliario explican que "la sostenibilidad influye en el valor de la vivienda, reflejándose en precios de venta superiores a los de inmuebles sin estas características. Aunque a largo plazo supone un ahorro significativo, no todos están dispuestos a asumir este coste adicional, a pesar de considerar la sostenibilidad como importante en la vivienda".

La sostenibilidad en vivienda de segunda mano y obra nueva

Aunque cuatro de cada diez españoles quieren comprar viviendas de segunda mano, estas propiedades están rezagadas en materia de normativas energéticas y de sostenibilidad. Es por ello, que el 87% de este grupo se plantea reformar la vivienda, y de estos, ocho de cada diez consideran aspectos sostenibles en estas renovaciones para reducir las emisiones y conseguir un ahorro energético significativo como optimizar el consumo energético a través de la luz y el agua, implementar energías renovables y elegir electrodomésticos eficientes.

En las viviendas de obra nueva la sostenibilidad también influye. Casi la mitad de los futuros propietarios busca propiedades nuevas, y, de estos, el 93% valora la integración de criterios sostenibles en sus hogares, así se evitan hacer reformas. El uso de energías renovables (62,7%), sistemas de ventilación efectivos (55,4%), y electrodomésticos eficientes (55,3%) son prioritarios en estas elecciones. Asimismo, también valoran la orientación (53,5%), los cerramientos (50,5%) y que los materiales utilizados para su construcción sean ecológicos (39,6%).