Iglesias se resigna a que la investidura sea en enero

Sesión solemne del Día de la Constitución
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros (i) y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (d) durante la sesión solemne en el Congreso de los Diputados con motivo de la celebración del 41 aniversario de la Constitución. EFEBallesterosEFE

En su paso ante la Prensa en el Congreso con motivo de la celebración de la Constitución, el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en que le gustaría que hubiera investidura “antes de Navidad o de fin de año” aunque, por primera vez, se ha resignado a que el pleno para convertir a Pedro Sánchez en presidente pueda aplazarse hasta después de las fiestas navideñas: “Si tiene que ser en enero, que sea en enero”. Lo importante, según el líder morado, es que haya Gobierno al considerar que éste es “el mejor antídoto contra la extrema derecha”. Ha rechazado comentar la reunión de trabajo que, según adelantó Antena 3 Noticias, tuvo lugar ayer en Moncloa entre Sánchez y él mismo: “Las reuniones con Pedro Sánchez son frecuentes pero aquellas que no se convocan nunca son objeto de comentario por mi parte”.Sobre la abstención de ERC, requisito imprescindible para que prospere la investidura, Iglesias ha destacado la necesidad de ser “responsables” y “apostar por el diálogo” en Cataluña. No en vano, ha reivindicado el derecho de los independentistas a querer modificar la Carta Magna: “La Constitución no prohíbe no estar de acuerdo con ella”. En la misma línea que ha venido manifestando en los últimos meses, Iglesias ha reivindicado sus artículos sociales, como el 31, que defiende un sistema fiscal progresivo; el 35 que defiende que el trabajo es un derecho; el 47, que reconoce el derecho a la vivienda o el 50, que dice que las pensiones se tienen que actualizar periódicamente.Respecto a la polémica en torno a la denuncia de “graves irregularidades” en Podemos lanzada por dos abogados del partido despedidos, Iglesias se ha limitado a destacar que uno de los ex trabajadores fue apartado por su comportamiento hacia una compañera: “Se trata de un caso de acoso sexual muy grave que ustedes conocen, y todo aquel que acuse a Podemos de algún delito, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales y que los tribunales diriman”.