La Guardia Civil detiene en aguas internacionales al agresor de un marinero español

Navegaban en buque gasero cerca de las costas de Senegal, donde hay un destacamento de la Benemérita

La embarcación de la Guardia Civil se aproxima al buque donde se produjo la agresión
La embarcación de la Guardia Civil se aproxima al buque donde se produjo la agresiónjmzbar

Agentes del Destacamento Marítimo de la Guardia Civil en Dakar (Senegal) han detenido a un marinero del buque gasero M.S., de pabellón español, matriculado en Tenerife, como presunto autor de un delito de lesiones graves, del que habría sido víctima otro de los miembros de la tripulación, mientras realizaban la travesía entre Bilbao y Nigeria. Navegaba en ese momento por aguas internacionales frente a las costas senegalesas.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del Servicio Marítimo de la Guardia Civil por la Dirección General de la Marina Mercante, que recibió la comunicación del capitán del citado buque informando de que uno de los miembros de su dotación, D.F.L., había recibido múltiples heridas por arma blanca en la cabeza, espalda y tórax, de las que fue inicialmente atendido en la enfermería del propio navío y más tarde evacuado a un hospital en Dakar, donde sería operado de urgencia.

El presunto autor de las lesiones, el tripulante de nacionalidad filipina F.D.U.G., fue reducido por sus propios compañeros e inmovilizado en una dependencia del barco, después de tratar de forzar la puerta del camarote de otro de los efectivos, supuestamente para intentar agredirlo también.

Vista la gravedad de los hechos, para cuyo enjuiciamiento es competente la jurisdicción española, por haberse cometido a bordo de un buque español en aguas internacionales, y aprovechando la presencia en Dakar de un Destacamento Marítimo de la Guardia Civil, en misión de apoyo a la lucha contra la migración irregular por aplicación de un acuerdo bilateral entre España y Senegal, se movilizó el buque de altura “Río Cervantes”, que abordó al buque M.S. mientras este se encontraba todavía fuera de las aguas territoriales senegalesas, para llevar a cabo la correspondiente investigación.

Una vez a bordo del buque metanero, los agentes tomaron declaración a su capitán y a los miembros de la tripulación que fueron testigos de lo sucedido, realizaron la inspección ocular y el reportaje fotográfico del lugar de los hechos; se incautaron de las armas supuestamente empleadas en la agresión y procedieron, finalmente, a la detención del citado F.D.U.G. como presunto autor de un delito de lesiones graves, que luego fue desembarcado y entregado por la Guardia Civil a las autoridades policiales de Dakar.

Este operativo ha sido coordinado por el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional, en funciones de guardia, que ha dictado una Orden Internacional de Detención contra la persona arrestada, enviada de forma urgente a través de INTERPOL, para que una vez puesta a disposición de las autoridades judiciales senegalesas estas procedan a su extradición a España.