Casado, sobre el “caso Kitchen”: “No voy a pasar ni una. Quien la haga, la va a pagar”

El líder de PP pide el mismo rasero para todos y alude al “caso de los ERE” o el “caso Filesa” que afectaron al PSOE

“El PP está dispuesto a ser ejemplar y que la pague quien la tenga que pagar”. Así de tajante se ha mostrado hoy el presidente del PP, Pablo Casado, en referencia al “caso Kitchen”, pero también ha querido dejar claro que no aceptará un “doble rasero de medir la corrupción”. En una entrevista en La Cope, el líder del PP ha subrayado que su partido “va a estar a la altura de lo que los españoles piensan y esperan sobre el PP” y recuerda que su compromiso con la regeneración fue clave en su elección como presidente de la formación.

Asegura no estar preocupado por el “caso Kitchen” porque Francisco Martínez - único imputado - “no está afiliado al PP”. “Si un juez dice que alguna persona del partido tiene algún tipo de culpabilidad, no solo me preocupará sino que me ocupará. Pero ya tenemos experiencia en penas del telediario en cuestiones que luego quedan en nada”, ha dicho recordando los casos de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá o el expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez. En este sentido, Casado ha pedido que a todos los partidos se les juzgue por igual. “No vamos a aceptar el doble rasero de medir la corrupción. ¿Por qué ante un mero escrito de la Fiscalía, que lidera una exdiputada socialista envuelta en un escándalo de escuchas y extorsiones policial, el PP tiene que estar expuesto mientras el extesorero del Podemos acusa al partido de una caja B o en el Gobierno hay tres consejeros de Chaves y Griñán?", matizaba Casado.

Y es que, a su juicio, se trata de "señores que han estado votando las decisiones de dar 700 millones de euros a los parados a una corrupción que acababa a veces en cocaína o prostíbulos. Yo pido el mismo rasero para todos. Yo estoy dispuesto a ser ejemplar y que la pague quien la tenga que pagar, pero ¿alguien le está diciendo a Sánchez qué opina de Filesa, de los GAL o de los ERE, sobre los que estuvo 14 días en silencio?”, ha dicho. El líder del PP admite que no ha hablado con Rajoy sobre este asunto en los últimos días y ha vuelto a destacar “las cosas buenas” que se predecesor hizo por España. Tampoco ha hablado con el exministro de Interior Jorge Fernández-Díaz. Y sobre la comisión de investigación sobre el caso Kitchen forzada por PSOE y Podemos, Casado pide otras para descubrir “los vínculos que tenía Villarejo con Podemos, con PSOE o con la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado”.

Sánchez miente en lo del CGPJ

Sobre la renovación bloqueada del Consejo General del Poder Judicial y el WhatsApp de Casado que Sánchez filtró a la prensa, el líder del PP negó que a través de dicho mensaje aceptara la renovación de esta institución. “Sánchez tuvo que mentir sobre un supuesto whatsapp que no van a publicar porque demostraría que miente. Fue una escueta respuesta a lo que él me planteaba. Yo tendría que volver a nacer para desvelar conversaciones privadas”, ha dicho Casado. El presidente del PP subraya que solo está dispuesto a participar en el desbloqueo “despolitizando esas instituciones” y dejando fuera a Podemos, porque “un partido que pide la abdicación del Rey, arremete contra el poder judicial y la independencia de Cataluña no puede tener ningún papel en esa renovación institucional”. Casado cree que detrás de los ataques del Gobierno se esconde una maniobra “para intentar presentar sus pactos con los independentistas”.

Pero si algo tiene claro el líder del PP es que su partido no va a convertirse en un instrumento para “seguir atornillando a Sánchez en la Moncloa mientras España sigue haciendo aguas”. En este sentido, Casado ha recordado que llevó a Sánchez un decálogo con medidas para pactar y que el Gobierno desdeñó. “Sólo dijo que quizá aceptaría la propuesta de la agencia independiente para realizar los fondos europeos y luego salió la portavoz para decir que de eso ni hablar. Unos fondos, por cierto, que consiguieron tres mujeres del PP europeo mientras Sánchez chupaba rueda”, ha lamentado.

Moción de censura de VOX

Por último, Casado ha tildado de “esfuerzo inútil” apoyar la moción de censura de Vox porque depende también de los votos de JxCAT, ERC o Bildu. “Nosotros queremos echar a Sánchez en las urnas. Por lo que no vamos a apoyarla”, ha dicho, sin precisar si su voto será en contra o se abstendrá. Para Casado, España va a la deriva con un Gobierno incompetente en plena pandemia: “La vuelta al colé está siendo un caos, tenemos las peores cifras de paro y en esta segunda oleada el Gobierno vuelve a ser incompetente y somos el peor país en gestionar una pandemia”.