Lesmes responde al Gobierno por el veto al Rey: “Su presencia tiene una enorme dimensión constitucional y política”

Expresa el “enorme malestar” del Poder Judicial ante la ausencia de Felipe VI, “sean cuales sean los motivos”. Seis de los nuevos jueces no acudieron a recibir sus despachos, supuestamente por la ausencia del Monarca, en un acto que terminó con un “¡Viva el Rey!”

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, expresó hoy el “enorme pesar” del Poder Judicial por la ausencia de Felipe VI en la entrega de despachos los nuevos jueces, una tradición, señaló, que se remonta a hace 20 años y es “expresión del apoyo permanente de la Corona al Poder Judicial en su defensa de la Constitución y de la ley en beneficio de todos los españoles a los que servimos”. El ministro de Justicia y la fiscal general del Estado, Juan Carlos Campo y Dolores Delgado, respectivamente, acudieron al acto y escucharon las palabras de Lesmes sobre la ausencia del Rey en Barcelona. AL finalizar el acto, el vocal del Consejo General del Pode Judicial José Antonio Ballesteros se levantó y pronunció un "¡Viva el Rey!” que fue contestado por todos los presentes. Del total de 62 nuevos jueces, asistieron 47, de los que nueve habían comunicado esta misma semana que no asistirían al acto, por lo que, supuestamente, serian seis los que hubiesen dado una especie de “plantón” como forma de protesta por la ausencia del Monarca

“Nuestro lamento no solo obedece al hecho de que se rompe con una tradición de más de 20 años, sino también, y sobre todo, porque la presencia de Su Majestad el Rey, del Jefe del Estado, en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces responde al especial vínculo constitucional de la Corona con el Poder Judicial, vinculación que forma parte de nuestra tradición histórica desde la Constitución de Cádiz de 1812, y que sirve además para resaltar la dignidad de nuestra función”, destacó al respecto Carlos Lesmes., reprobando, de esta forma, la ausencia de Felipe VI a este solemne acto por decisión del Gobierno,

La Constitución Española de 1978, Norma Fundamental que ha permitido transitar a España por su más largo periodo de paz, progreso, estabilidad y convivencia, incidió al respecto el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, al instituir y regular el Poder Judicial emplea una fórmula de hondo significado simbólico y constitucional: la Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey. Esta breve frase expresa la legitimidad del Poder Judicial, que emana, como todos los poderes del Estado, del pueblo español en el que reside la soberanía nacional, y expresa también que la administración de la Justicia se hace en nombre de quien simboliza la unidad y permanencia del Estado, conjugándose así, armónicamente, en la fórmula constitucional, las ideas de soberanía y unidad de nuestra nación.

Por todo ello, manifestó Lesmes en la misma línea, la presencia del Rey en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces “va mucho más allá de lo protocolario. Tiene una enorme dimensión constitucional y política, expresión del apoyo permanente de la Corona al Poder Judicial en su defensa de la Constitución y de la ley en beneficio de todos los españoles a los que servimos”.

De esa forma, reiteró “nuestro pesar por lo sucedido, y sean cuales sean las circunstancias que lo han motivado, expresamos nuestro firme deseo de que Su Majestad el Rey pueda seguir alentando con su presencia en Barcelona a los nuevos jueces en el acto de inicio de su apasionante y difícil tarea de proteger los derechos de los españoles y defender el orden jurídico”.

Baluartes del Estado de Derecho

Durante su intervención, el presidente del TS y del CGPJ se ha dirigido a los integrantes de la LXIX promoción para advertirles de que “no serán pocos los momentos en los que tendréis que afrontar situaciones de soledad, en los que tendréis la sensación de ser los únicos baluartes del Estado de Derecho, en circunstancias adversas que pondrán a prueba vuestro compromiso con la institución a la que pertenecéis”.

“Ante ello, la firmeza y el convencimiento en los valores constitucionales habrán de ser el faro que os guíe de manera permanente”, ha añadido Lesmes, que se ha mostrado convencido de que afrontarán los retos que se les presenten “con entrega, ilusión e integridad, actuando siempre en beneficio de España”.

Tras subrayar que hoy han pasado a formar parte de un poder del Estado, el presidente del Poder Judicial ha recordado a los nuevos jueces que se integran en una institución, la judicial, a la que se deben “más allá de intereses particulares”.

“Esa, y no otra, es la esencia del servicio público: el servicio a España. Y esa es la esencia que os dignifica, y de manera especial a aquellos de vosotros, que sois la gran mayoría, cuyo primer destino va a ser precisamente aquí en Cataluña, un territorio tan íntimamente ligado a esta Escuela Judicial donde habéis completado vuestra formación y os habéis hecho jueces”, ha agregado.

Fortaleza de las instituciones

Lesmes también ha hecho referencia durante su alocución a la “dramática” pandemia de coronavirus “que está dejando un terrible poso de dolor y sufrimiento para tantas personas”, y ha dicho que la grave crisis sanitaria, económica y social que está provocando “no debe ser un freno que debilite la fortaleza de nuestras instituciones, sean cuales sean las circunstancias que nos rodeen”.

“Es por ello que el acto que hoy nos convoca adquiere una muy singular relevancia añadida, al simbolizar la continuidad y fortaleza de las instituciones, pues una nueva promoción de jueces, que os habéis formado con la extraordinaria metodología que proporciona la Escuela Judicial, pasáis a tutelar los derechos y libertades fundamentales de todos los ciudadanos”, ha añadido.