Sánchez no descarta el estado de alarma en Madrid: “Todas las medidas están sobre la mesa”

El presidente defiende que es un “instrumento constitucional y eficaz" que "siempre se ha contemplado”, pero espera consensuarlo con Ayuso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha valorado desde Argelia, donde se encuentra de viaje oficial, la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJM) de tumbar las restricciones de movimientos aplicadas desde el pasado sábado para doblegar la curva de contagios en la región. Sánchez ha asegurado que van a “analizar la sentencia para ver el camino a tomar”, pero ha mostrado su “preocupación” por las cifras de la Comunidad de Madrid (CAM) y la evolución de la pandemia.

En Moncloa no quieren cerrar ninguna alternativa ni descartan ningún escenario. “Todos los instrumentos y medidas están encima de la mesa para doblegar al virus”, ha señalado el presidente. Estos instrumentos, se aplicarán, en todo caso, en coordinación con el Ejecutivo regional, “respetando sus competencias”, y serán “proporcionales al grado de envergadura de la pandemia”.

Preguntado, en concreto, sobre el estado de alarma, el presidente del Gobierno lo ha definido como un “instrumento constitucional, recogido en el artículo 116 de la Constitución”, un “instrumento que se demostró muy eficaz” en los inicios de la pandemia para mantener a raya al virus y que “ese instrumento como otros, siempre se han contemplado” por parte del Gobierno. En todo caso, Sánchez sí ha querido reiterar que las medidas que se apliquen serán “acordes al desafío y a la pandemia", con “respeto a las competencias de la Comunidad de Madrid” y para salvaguardar “la salud de los ciudadanos”.

El presidente del Gobierno ha reconocido ser “conscientes de la gravedad de los datos” y ha mostrado su intención de seguir utilizando los mecanismos a su alcance, ahora que el TSJM ha tumbado el utilizado esta semana, siempre valorándolo con la Comunidad de Madrid, con la que se reunirán en las próximas horas. En todo caso, Sánchez ha defendido que las medidas que se adoptaron la semana pasada contaban con el “sustento técnico y científico” de los expertos.