Marlaska anuncia que 7.000 agentes se desplegarán “de inmediato” para “cerrar” Madrid

El ministro del Interior confirma que habrá multas, como viene estipulado en el estado de alarma, pero que éstas “no tienen un fin recaudatorio” sino de protección de la salud

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que más de 7.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se desplegarán “de inmediato” en carreteras y principales infraestructuras de transportes públicos para controlar las restricciones de movilidad del real decreto del estado de alarma en la Comunidad de Madrid.

En su comparecencia tras el Consejo de Ministros junto con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el titular del Interior ha asegurado que el plan diseñado estará coordinado desde la Secretaría de Estado de Seguridad y también supervisará el despliegue de policías municipales en Madrid capital y los nueve municipios afectados por el estado de alarma.

Este dispositivo, ha dicho, se ha diseñado sin que “exista merma del resto de servicios que prestan” las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Las policías municipales también participarán en el desarrollo de esta protección. Además, se ha establecido el CECOR-Centro de Coordinación- que, indicó Marlaska, se reunirá todos los días para establecer dicha coordinación.

Sanciones por incumplimiento

El titular de Interior confirmó que habrá un “régimen sancionador” que está estipulado en la normativa que rige el estado de alarma y “se aplicará siempre siguiendo los criterios de proporcionalidad”. Subrayó que estas multas “no tienen un fin recaudatorio”, sino “garantizar la salud pública de los ciudadanos”. Las medidas adoptadas para garantizar las mismas determinará los términos de necesidad y proporcionalidad de dicha denuncia, dijo.

Las multas por incumplir las restricciones van de los 600 a los 600.000 euros y están divididas entre leves, graves y muy graves.

Sobre la manifestación convocada por Vox para el próximo 12-O, Marlaska aseguró que con el estado de alarma no están limitados los derechos fundamentales de reunión y manifestación.