Renuncia al TC el magistrado investigado por malos tratos a su mujer

La causa pasaría a un juzgado de Majadahonda, al perder el Tribunal Supremo su competencia por no ser ya aforado

Fernando Valdés Dal-Ré ha dejado de ser magistrado del Tribunal Constitucional. Esta mañana ha presentado su renuncia, días después de que tuviese que declarar como investigado en el Tribunal Supremo por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar, en concreto a su mujer. El presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, ha aceptado la renuncia y el cese será publicado en el Boletín Oficial del Estado en los próximos días, momento a partir del cual será oficial.

Asimismo, se ha puesto en conocimiento de tal circunstancia, a la Presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, dado que este magistrado pertenecía al turno propuesto por la Cámara Baja; e igualmente se ha comunicado al magistrado instructor de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Andrés Martínez Arrieta.

De hecho, esta circunstancia previsiblemente determinará que el Tribunal Supremo deje de ser competente para continuar con la investigación de los hechos, ya que no se ha dictado auto de apertura de juicio oral, que sería lo que determinaría que, a pesar de la renuncia, continuara el Supremo con esa competencia.

Por tanto, todo hace indicar que la causa se remita en los próximos días a los juzgados de Majadahonda (Madrid), que será donde se continúe con la instrucción de la causa por el juzgado al que corresponda y donde se decida si hay base para juzgar o no a Valdés por el citado delito de maltrato en el ámbito familiar.

Fernando Valdés era uno de los cuatro magistrados del TC cuyo mandato estaba vencido y pendiente de renovación por parte del Congreso. Llegó al Alto Tribunal avalado por el PSOE.