Los daños en la tienda saqueada en Logroño superan los 30.000 euros

Los violentos destrozaron tres lunas de seguridad, siete maniquíes, el equipo informático y robaron más de doscientas prendas

Tienda de Lacoste asaltada durante los disturbios del sábadoRAQUEL MANZANARESEFE

Los propietarios del establecimiento de la firma “Lacoste” en Logroño han pedido este domingo justicia y escarmiento contra los autores de “asalto” perpetrado en la tarde-noche de ayer, sábado, a este comercio, dentro de los disturbios perpetrados por unos 150 radicales, en su mayoría jóvenes, contra las medidas de restricción implantadas por la covid-19.

Con el rostro desolado, Eduardo Losa y su esposa, Cristina Pérez, han detallado este domingo a Efe que tienen una sensación de “impotencia y rabia” ante lo ocurrido, donde un grupo de radicales rompieron los escaparates y accedieron al interior, donde se apoderaron de numerosas prensas de vestir.

También han expresado su agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas del comercio de esta zona céntrica de Logroño, El Paseo de las Cien Tiendas; y del resto de comerciantes riojanos.

Losa ha afirmado que “da yuyu ver esto”, en relación al aspecto en el que ha quedado su negocio después de los disturbios en el centro de la capital riojana, en las inmediaciones de las sedes del Ejecutivo riojano y de la Delegación del Gobierno en La Rioja, porque “en la vida había pasado nunca un asalto a un establecimiento como este” y le gustaría que fuera “el primero y el último”.

Han precisado que los daños a este establecimiento, que regentan desde hace 39 años, son cuantiosos y, aunque resulta difícil una estimación concreta, pueden superar los 30.000 euros, según las previsiones iniciales.

Los destrozos ocasionados afectan a tres lunas de seguridad, siete maniquíes, cada uno evaluado en unos mil euros; el equipo informático y más de doscientas prendas robadas, ha precisado Cristina Pérez.

Ambos han hecho un llamamiento a las autoridades y a la Justicia a que detengan a los autores de este altercado porque "no se puede tolerar que esto siga adelante", ha dicho Losa, quien ha añadido que "esto es inconcebible, de verdad. Es una impotencia y un malestar el que tenemos la familia, además de amigos y comerciantes".

Los municipios riojanos de Logroño y Arnedo están confinados perimetralmente durante un mes, hasta el 30 de noviembre; y su hostelería cerrada, como medidas para frenar la expansión de la covid-19. Efe