El Gobierno de PSOE y Podemos veta en el Congreso enmiendas de PP, Vox y Cs que pedían financiar mascarillas y PCR

Alega que provocaría un “sobrecoste presupuestario" y por ello evitan que se debata y vote en la Cámara

El Gobierno de PSOE y Podemos ha ejercido una vez más el veto en el Congreso en esta ocasión para impedir la tramitación de enmiendas presentadas por el PP, Vox y Ciudadanos al decreto ley de la llamada “nueva normalidad” con el que pretenían de se rebaje el IVA de las mascarillas o bien aumentar la financiación pública de las mismas y de las pruebas PCR.

Según esgrime el Ejecutivo, aplicar estas propuestas implicarían un sobrecoste presupuestario y por ello no da permiso para que se debatan y voten en la Cámara.

Se trata de las enmiendas registradas por la oposición al proyecto de ley derivado del decreto del 9 de junio, conocido como el que iba a regular la ‘nueva normalidad’ en España tras el estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus.

Según explica el Gobierno en los escritos que ha remitido al Congreso y a los que ha tenido acceso Ep, no da su conformidad a la tramitación de propuestas de PP, Vox y Ciudadanos porque alteran los presupuestos en curso, por lo que ha decidido hacer uso de la capacidad de veto que le permite la Constitución.

En concreto se refiere a una propuesta del PP destinada al apoyo económico a Pymes y autónomos para la adquisición de mascarillas y la realización del PCR.

También, entre las alegaciones indican que la enmienda carece de la concreción necesaria para determinar el coste exacto, pero aún así, el Ejecutivo ya calcula que, habiendo tres millones de pymes que dan empleo a unos 10 millones de personas, asumiendo un consumo medio de dos mascarillas por día por cada trabajador en 253 días laborales, y previendo el empleo de mascarillas tasadas en 0,40 euros, el coste anual de su financiación sería de 2.024 millones de euro.

También se ha topado con el veto gubernamental la demanda de Vox para financiar a los ciudadanos la compra de mascarillas. El Gobierno esgrime que, “asumiendo un consumo medio de dos mascarillas al día por habitante en un año, considerando 47,3 millones de habitantes y previendo el empleo de mascarillas quirúrgicas con un coste unitario de adquisición de 0,40 euros, el coste anual de la financiación total de mascarillas sería de 13.811 millones de euros”. Otra de las propuestas que había hecho el partido que lidera Santiago Abascal el Ejecutivo pudiera financiar pruebas PCR a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía y al personal al servicio de instituciones sanitarias, pero, considerando un coste medio unitario de 18 euros por PCR, comunican que “la realización de una única PCR a cada uno de ellos supondría alrededor de 10.728.000 euros, cuantía que habría que multiplicar por el número de veces que hubiera de realizarse esta operación para cumplir con la medida prevista en la enmienda”.

También el Gobierno ha vetado la enmienda de Ciudadanos en la que planteaba reducir el IVA de las mascarillas del actual 21% al 4%, puesto que dice, supondría 1.568 millones de menor recaudación al año, cifra que calcula sobre un supuesto consumo diario de 50 millones de mascarillas.

Cabe recordar que, cuando a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero se le preguntaba por qué no se bajaba el IVA de las mascarillas indicaba que era porque la UE no se lo permitía cuando en realidad otros países europeos lo tienen reducido.