El socialismo histórico se rebela: “Apoyarse en la gente que proviene de ETA es un insulto hacia las víctimas”

El ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina y el ex ministro de Cultura César Antonio Molina califican de “incomprensible” el apoyo de los batasunos a las Cuentas

César Antonio Molina, exministro de Cultura. © Luis Díaz. 29/11/19Luis DiazLa Razón

Un día triste para democracia, un apoyo incomprensible, un insulto hacia las víctimas... la estupefacción entre la vieja guardia socialista ante , el anuncio de Arnaldo Otegi de que EH Bildu votará “sí” a los Presupuestos Generales del Estado está desatando una cascada de reacciones y críticas al presidente Pedro Sánchez por venderse a quiénes “son los defensores de los etarras que han asesinados a más de 800 personas”.

Tras las críticas del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, a través de Twitter, LA RAZÓN ha hablado con el ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina y el ex ministro de Cultura César Antonio Molina.

“Que haya que apoyarse en la gente que proviene de ETA es triste para un país”, asegura el que fuera ministro de cultura en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “Es un insulto para las víctimas del terrorismo y triste para la Democracia", asegura. En su opinión, “es un fracaso para toda la sociedad, el hecho de que que un gobierno tenga que apoyarse en terroristas e independistas”. En la línea de lo publicado en las redes sociales por el presidente extremeño, César Antonio Molina insiste en que “es una situación incomprensible” y carga duramente contra Sánchez: “el fin no justifica los medios".

También el que fuera presidente de la Comunidad de Madrid entre 1983 y 1995, Joaquín Leguina, apunta hacia la misma dirección. “Sánchez solo busca permanecer en el Gobierno” y, añade, necesita firmar Presupuestos Generales, “al precio que sea". Leguina asegura que está “completamente anonadado” por lo que está pasando en el que dice, es “mi partido porque todavía sigo pagando cuotas". En su opinión, “el error básico” nace del acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias después de que ambas formaciones fracasaran electoralmente. “Fundaron el primer gobierno de coalición en el que entra gente que está en contra de la Constitución".

A ninguno de los dos les sorprende el apoyo público de Otegi a las cuentas ya que la culminación de una serie de gestos hacia los independentistas. “El ataque al castellano, el acercamiento de los asesinos al País Vasco, la trasferencia de las competencias penitenciarias...los soltaran en poco tiempo”, concluye Leguina.