Fernández Díaz pide al juez que cite al perito que ve manipulados los sms que le atribuye su exnumero dos

El exministro, que niega que enviara esos mensajes a Francisco Martínez, quiere que el ingeniero informático ratifique sus conclusiones y aclare su contenido ante García Castellón

El exministro Jorge Fernández Díaz acude a la Audiencia junto a su abogado para someterse al careo con Francisco Martínez el pasado día 13
El exministro Jorge Fernández Díaz acude a la Audiencia junto a su abogado para someterse al careo con Francisco Martínez el pasado día 13Alberto R. RoldánLa Razón

El ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz quiere que el perito que considera que los sms sobre la “operación Kitchen” que le atribuye el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez fueron manipulados ratifique sus conclusiones ante el juez.

En un escrito al que ha tenido acceso LA RAZÓN, la defensa de Fernández Díaz ha solicitado ya al instructor, el magistrado Manuel García Castellón que cite a declarar al ingeniero informático Javier Rubio, autor del informe fechado el pasado día 12 que el abogado del exministro, Jesús Mandri, aportó un día después a la Audiencia Nacional, con el objetivo además de “efectuar aclaraciones respecto al contenido de su dictamen pericial”.

En ese informe, su autor concluye que los mensajes correspondientes a 2013 y recogidos en dos actas notariales en junio y octubre del pasado año presentan “una alta probabilidad de manipulación” al presentar según su criterio “notables irregularidades” que impedirían “que fueran tomados como veraces”.

La petición del extitular de Interior se produce después de que el instructor haya acordado ya citar como testigos a los dos notarios, de Mahón y Madrid, a los que acudió Francisco Martínez para protocolizar esos mensajes.

A instancias de la Fiscalía, García Castellón ha derivado a los juzgados de la localidad menorquina las diligencias abiertas para investigar la supuesta comisión de un delito de violación de secretos tras constatar que el pasado 11 de marzo -el mismo día en que por orden judicial el Consejo General del Notariado le reclamó una copia de esas actas advirtiéndole del carácter secreto de las actuaciones- intercambió mensajes con el exnúmero dos de Interior sobre el borrado de un mensaje “haciendo caso omiso al carácter reservado del requerimiento”. Según explicó Martínez, lo único que pretendía era que se borrara un chiste que le había enviado, por su relación de amistad, y que no quería que vieran sus hijos.

El autor del informe incide en el hecho de que ambos notarios comprobaron que el teléfono del exministro “se encontraba almacenado en el terminal” de Francisco Martínez señalando en todo caso que es el propio exsecretario de Estado quien les indica que proceden de ese número de teléfono, lo que en su opinión no son “sino meras manifestaciones vertidas a los notarios por parte del Sr. Martínez”. “Para otorgar veracidad y certificar la autenticidad” de esos mensajes, recalca, debería realizarse “un análisis forense por parte de un perito informático colegiado”.

Y es que según advierte “cualquier forma de comunicación o contenido mantenido a través de Internet o de telefonía es susceptible de ser manipulada”, por lo que habría que analizar “el terminal en que se encuentran almacenados”, algo que ya no resulta posible pues el exsubordinado de Fernández Díaz aseguró que borró esos sms.

El informe pericial salió a relucir durante el careo que celebraron Fernández Díaz y Francisco Martínez el pasado día 13. El segundo cuestionó abiertamente sus resultados.

-“Tengo un dictamen pericial que acredita que esto ha sido manipulado”, le recordó el exministro.

-“Que se ha hecho sin mi teléfono -objetó Martínez-. No se qué demonios habrá demostrado ese informe. Estoy ansioso por conocerlo”.

-“Digo lo que digo, que acredita que esto ha sido manipulado”, replicó el extitular de Interior, que insistió en que “la morfología de los mensajes es totalmente distinta”. “Es como si dices que te lo ha enviado Ava Gardner”, ironizó.