Los rectores exigen: “Hay que vacunar a los profesores”

Piden que intervenga para estar entre los grupos prioritarios

Saturacion en el Campus de la Universidad Complutense de Madrid. Aulas clase y pasillos llenos
Saturacion en el Campus de la Universidad Complutense de Madrid. Aulas clase y pasillos llenos redes socialesRedes sociales

La Estrategia de vacunación del Ministerio de Sanidad deja fuera a los profesores universitarios y al personal de Administración y Servicios de las universidades (PAS) de los grupos prioritarios para recibir la vacuna contra la Covid-19. No figuran entre los 15 grupos de población que recibirán de forma progresiva estos fármacos en los primeros meses del año.

Los rectores lamentan que esto sea así solo por el hecho de que, más allá de la formación presencial, que es por la que han apostado desde principios de curso, tengan la alternativa de poder protegerse frente a la enfermedad mediante la formación online o bimodal, que permite dar una parte de las clases a distancia y otra presencial. Pero no se conforman. Es por esto por lo que la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) han remitido una carta al ministro de Universidades, Manuel Castells, en la que le piden expresamente que se dirija al Ministerio de Sanidad para que se incluya al profesorado y al personal universitario entre los grupos prioritarios en la campaña de vacunación frente la COVID-19.

Con la pandemia, la mayor parte de los grados se imparten de manera «bimodal» en las universidades, lo que exige presencialidad en determinadas ocasiones. Es por esto por lo que recuerdan al ministro que «para este tipo de docencia, que es la mayoritaria en los campus españoles este curso 2020-2021, es imprescindible que los docentes impartan la formación desde el aula, de manera que están igualmente expuestos al virus que cualquier trabajador en un espacio cerrado», señalan en la misiva a la que ha tenido acceso LA RAZÓN.

Además, destacan que existe un elevado número de Personal Docente Investigador (PDI) que imparte prácticas académicas y talleres en laboratorios universitarios para los cuales «la vacuna les permitiría desarrollar su tarea docente sin interrupción y sin riesgo para su salud y la de los estudiantes».

En la carta a Castells argumentan que «los rectores y rectoras hemos defendido desde la irrupción de la Covid-19 la necesidad de recuperar cuanto antes la presencialidad en las aulas. Es una seña de identidad de las universidades españolas. Hemos puesto todos los medios materiales y humanos para no renunciar a esta presencialidad, garantizando la asistencia a las aulas al estudiantado de los primeros cursos y priorizando las prácticas».

Por ello, concluyen que hay que vacunar al profesorado universitario porque «es una herramienta fundamental para reforzar la actividad docente, aumentar la seguridad en los campus, normalizar la vida universitaria y proteger el derecho a la educación».

En primera línea

Pero los rectores no son los únicos que han formulado esta petición. En la misma línea el sindicato CSIF prevé remitir hoy una carta al titular de Universidades con la misma exigencia.

Quieren que el Ministerio de Universidades traslade a Sanidad que, cuando corresponda, el PDI y PAS sea considerado «personal de riesgo en proceso de vacunación de la Covid-19».

Ramón Caballero, portavoz de Csif Universidades recuerda que «docentes, bibliotecarios, técnicos de laboratorio, etcétera, están en primera línea trabajando a diario y sin EPIs con numerosos estudiantes que pertenecen a los grupos de edades con mayores porcentajes de transmisión del virus».