Convocan para hoy una nueva manifestación violenta en Madrid

Los organizadores se sienten con el respaldo político que les ha dado Podemos y otras formaciones al apoyar abiertamente las movilizaciones

La extrema izquierda y los movimientos antisistema han convocada para este sábado una nueva manifestación ilegal en Madrid con el fin de continuar con la campaña de violencia callejera con la excusa dele encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes. El Movimiento Antirrepresivo (MAR) y el Distrito XIV están entre los convocantes.

Los organizadores, que consideran un éxito los disturbios que protagonizaron el miércoles en la capital de España, han convocado para hoy, asimismo, nueve concentraciones en otras tantas poblaciones. Se sienten, según las mismas fuentes, con el respaldo político que les ha dado Podemos y otras formaciones al apoyar abiertamente las movilizaciones (Pablo Echenique) o, al menos, no condenar la violencia desplegada en las mismas.

Las Fuerzas de Seguridad preparan ya los dispositivos necesarios para evitar los desmanes habidos el pasado miércoles, así como los daños causados en comercios y en el mobiliario urbano.

Asimismo, los especialistas trabajan contra reloj para identificar, por medio de filmaciones, a los que protagonizaron los ataques contra los policías en los que varios resultaron heridos, entre ellos una agente femenina a la que se le dio una brutal paliza.

Desde la Policía se pone de manifiesto que los organizadores de estos actos tengan previsto un grupo de abogados para atender a los posibles detenidos, al dar por seguro que se van a producir arrestos en función de la violencia desplegada. Si se tratara de concentraciones pacíficas, no habría detenciones.

Tampoco ha sorprendido que se denuncien malos tratos a los arrestados, en especial a los menores de edad, ya que se trata de una estrategia preestablecida con el fin de desprestigiar a las Fuerzas de Seguridad. En cualquier caso, se subraya que el trato que se ha dado a todos los arrestados ha sido en todo momento correcto pese a la resistencia que pudieron oponer en el momento de su captura.

Todas estas movilizaciones, tal y como ha adelantado LA RAZÓN, se enmarcan en la estrategia de la extrema izquierda de visualizar la “fuerza” que tienen en la calle y la posibilidad de provocar disturbios. Y lo hacen en un momento en que la influencia política de Podemos, que forma parte del Gobierno, está en baja así como sus perspectivas electorales.