Olona recuerda a las víctimas de “segunda categoría”

Vox se queda solo en el Congreso en su defensa de una ley intrafamiliar y su intento de derogar la de violencia de género. “No se puede proteger a las personas según sus genitales”, destacó Toscano

Las diputadas de Vox Macarena Olona y Carla Toscano en el Congreso de los Diputados
Las diputadas de Vox Macarena Olona y Carla Toscano en el Congreso de los DiputadosLa Razón

Vox se ha vuelto a quedar solo en su defensa de la proposición de ley que presentó para legislar una ley de violencia intrafamiliar y derogar así la ley de violencia de género. Con ello reclaman “igualdad ante la ley” y pretenden poner “patas arriba la dictadura del consenso progre” y “denunciar las mentiras del feminismo”.

La diputada de Vox, Carla Toscano además hizo un “guiño” para hablar el lenguaje de la izquierda y subrayó qué era lo que “hemos proponido”. “Ustedes ya no saben lo que es una mujer con la ley Trans que están cocinando”, le recriminó al Gobierno en referencia a la ley que prepara el ministerio de Irene Montero y su inconcruencia. “Un hombre, al ser condenado, puede decir ahora que se siente mujer” por ello: “Su ley contra la violencia de género no tiene sentido” porque “todos somos individuos intercambiables” e instó a derogar la ley de violencia de género porque “no ha funcionado” y además, “viola la igualdad de los españoles, criminaliza al hombre y difunde campañas de que el hombre es violento por naturaleza”. Toscano preguntó al hemiciclo qué les parecería una ley si la pena fuera mayor por el hecho de que el agresor fuera negro. ¡Les parecería una aberración!; pues “eso es lo que están haciendo ustedes” con los hombres, dijo la diputada de Vox. Asimismo, defendió que “el hombre no es el enemigo, es la violencia, la violencia no tiene género, sexo, edad ni orientación sexual”, al tiempo que insistió en que “no se puede proteger a las personas según sus genitales”.

Recuerdo a las 1.081 asesinadas

Sin embargo, el Congreso de los Diputados escenificó su unidad contra la violencia machista y frente a Vox y rechazó de plano la proposición de ley de violencia intrafamiliar con la que los de Abascal pretendía derogar la Ley de violencia de género. Todos los grupos han adelantado ya que votarán en contra de la propuesta cuando se vote su toma en consideración, y la mayoría de portavoces ha aprovechado su turno de fijación de posición para recordar, por sus nombres, a las víctimas mortales de la violencia de género desde 2003. “En recuerdo de las 1.081 mujeres asesinadas desde 2003 en el Estado y frente a quienes intentan negar la realidad, desde nuestro grupo queremos decir alto y claro que la violencia machista sí tiene género”, han expresado los portavoces de grupos parlamentarios de distinto signo. El recuerdo a las víctimas asesinadas por sus parejas o exparejas ha sido acogido con un largo aplauso en el que todos los diputados -salvo los de Vox- se han puesto en pie.

Víctimas de “segunda categoría”

La diputada de Vox, Macarena Olona denunció el “espectáculo bochornoso” del Congreso y explicó por qué Vox había mantenido un respetuoso silencio durante el aplauso del consenso a las víctimas de la Ley de Violencia de Género. “Para todos, menos para Vox hay víctimas de primera y de segunda”, indicó al tiempo que subrayó que en su partido “condenamos todas las muertes. Todas. Y no formaremos parte de este espectáculo”.

Vox se preguntó por qué no están en la lista que habían leído los parlamentarios Manuel Jesús -asesinado por su mujer-, por qué el hemiciclo no aplaude a Gabriel-asesinado por su madrastra-, Alicia -asesinada por su madre-, Daniel -asesinado por su madre-, Sira -asesinada por su madre- o Bruna -asesinada por su madre-, Oscar -asesinado por su madre-, Marisol -asesinada por su novia- o a Rosario asesinada también a manos de su novia. “No las aplauden y las excluyen de la categoría de víctimas” en la ley de violencia de género que solo sirve para crear una “red clientelar de chiringuitos” y además es una ley “ineficaz” que criminaliza al varón.