El plantón de Iglesias al Rey: no aplaude su discurso

El vicepresidente evitó también aplaudir el discurso de la presidenta de la Cámara Baja Meritxell Batet en el que ensalzó la figura del Rey emérito por su talante en el golpe de Estado del 23-F

Thumbnail

El vicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias ha acudido al acto conmemorativo del 40 aniversario del 23-F dentro de su responsabilidad institucional, pero ha evitado aplaudir el discurso del Rey Felipe VI y de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet en el que ambos han ensalzado los valores democráticos del país así como el papel del Rey emérito D. Juan Carlos durante la noche del 23-F tras el fallido golpe de Estado.

El vicepresidente no acudió después a la comida organizada en el Congreso de los Diputados por Batet. En un primer momento, este diario explicó que el vicepresidente había “plantado” al Rey al rechazar ir a la comida, sin embargo, fuentes de la vicepresidencia han remarcado que Iglesias no estaba invitado al acto. Una comida a la que acudieron el presidente del Gobierno, la presidenta del Senado, los presidentes del Constitucional y del CGPJ, la vicepresidenta de Relaciones con las Cortes, los ponentes vivos de la Constitución y el líder de la oposición Pablo Casado.

El vicepresidente acudió al acto conmemorativo con una insignia de la Unión Militar Democrática, cuyos integrantes “pagaron con humillaciones y arrestos” su lucha contra el franquismo en el último año de la vida de Franco, según ha explicado él mismo ante los medios de comunicación.

Antes del inicio del acto, el vicepresidente aseguró que tratará de cambiar la ley de secretos oficiales porque “la gente espera más conocer la verdad que los actos suntuosos”. “No puede ser que exista una ley de secretos oficiales mediante la cual se pueda ocultar lo que realmente pasó”, ha indicado Iglesias en declaraciones a los periodistas para argumentar que desde el Congreso y desde el Gobierno su fuerza política intentará “que la ley deje de ocultar información que los españoles tienen derecho a conocer”.

El líder de Unidas Podemos ha señalado que llama la atención y es “un clamor social” que en España se pueda ir a la cárcel por tuits o canciones mientras el anterior jefe del Estado está “huido” en Emiratos Árabes ante “presuntas actividades ilícitas”.

Posteriormente, el portavoz de Unidas Podemos Pablo Echenique hizo referencia al ensalzamiento que tuvo lugar sobre la figura de D. Juan Carlos en la Cámara Baja y lo aprovechó para incidir en la necesidad de reformar la ley de secretos oficiales para clarificar los sucesos de aquella época.