Rufián da el “Goya de honor” a Ignacio Garriga por irrumpir en el hemiciclo antes de que hablara Casado

El líder de Vox en Cataluña fue recibido con aplausos por la bancada de su partido que se puso en pie

El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga
El líder de Vox en Cataluña, Ignacio GarrigaMariscalEFE

En medio de un largo debate en el Congreso en el que Sánchez compareció para explicar su gestión de la pandemia y en la que reconocía “errores”, con duras acusaciones por parte de la oposición, se produjo la anécdota en el segundo turno de réplicas.

Acababa de subir a la tribuna el presidente del PP, Pablo Casado y, antes de iniciar su intervención, tuvo que esperar ante los aplausos que llegaban de la bancada de Vox. Pero no, el motivo de los aplausos no era porque Casado fuera a intervenir de nuevo, sino que acababa de irrumpir en el hemiciclo el líder de Vox de Cataluña, Ignacio Garriga. Los de Abascal le recibían de pie, y con aplausos, a lo que Garriga respondía con agradecimiento y un gesto de sorpresa hasta llegar a sentarse en el escaño que ocupó hasta que, el pasado 14-F lideró la candidatura de Vox en Cataluña logrando once diputados. Entonces, les pidió a los diputados de Vox que se sentaran y continuara el Pleno.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, bromeó con lo ocurrido y, en su turno de réplica, se refirió a ello: “Aquí uno de la banda” -en referencia a como se suele referir Vox a su formación política-. Aseguró que “lo mejor de la mañana ha sido la entrada improvisada de Garriga justo cuando hablaba Casado”, dijo. Además, destacó, que había estado “muy bien” el gesto del líder de Vox de Cataluña escenificando un “ais, me aplauden”. “Ha estado muy bien, yo le doy el Goya de honor”.