La Fiscalía interrogará a Álvaro de Orleans sobre los viajes que pagó al Rey Emérito

Cita a declarar al primo lejano de Don Juan Carlos para esclarecer si los fondos de la Fundación Zagatka pertenecían en realidad al soberano

La Fundación de Álvaro de Orleans-Borbón pagó ocho millones de euros en viajes de Don Juan Carlos en compañía de jets privados
La Fundación de Álvaro de Orleans-Borbón pagó ocho millones de euros en viajes de Don Juan Carlos en compañía de jets privados FOTO: Javier Lizón EFE

La Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) interrogará a Álvaro de Orleans-Borbón sobre los fondos de la Fundación Zagatka con los que se pagaran viajes en avión de Don Juan Carlos entre 2007 y 2018 por valor de ocho millones de euros. Según confirman fuentes de su defensa, el primo lejano de Don Juan Carlos, residente en Suiza, ha sido citado a declarar como testigo “a finales de marzo”, aunque sus abogados desconocen aún si deberá testificar por videoconferencia o responder a las preguntas del Ministerio Público ante la Fiscalía helvética.

“Por respeto a las instituciones, y mientras no se tengan más datos”, esas mismas fuentes reiteran únicamente que el primo del Rey Emérito “mantiene su firme voluntad de colaboración con las autoridades competentes”.

La Fiscalía del Supremo quiere esclarecer si los fondos de esa fundación son en realidad propiedad de Don Juan Carlos, que regularizó recientemente 4,3 millones de euros para ponerse al día con Hacienda en relación al dinero que percibió para efectuar esos vuelos en una compañía de jet privados.

Negó que sea el testaferro del Emérito

En un comunicado, Álvaro de Orleans-Borbón negó ser el testaferro de Don Juan Carlos y que la Fundación Zagatka sea una “empresa pantalla” utilizada por el padre de Felipe VI para ocultar sus fondos. Esa fundación, creada en 2003 en Liechtenstein, se constituyó según expuso con el objetivo de “gestionar a nivel administrativo y financiero una parte del patrimonio” del pariente del Rey emérito y, al mismo tiempo, para “materializar su ayuda a la Casa Real española” y “específicamente” a Don Juan Carlos.

Siempre según su versión -que ahora quiere aclarar la Fiscalía- Álvaro de Orleans “puso voluntariamente a disposición del Rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje”. Para el primo lejano del Rey Emérito, la regularización fiscal del soberano “no significa, en absoluto, que la Fundación Zagatka o sus fondos fueran de su propiedad”.

Álvaro de Orleans-Borbón, que ya declaró ante la Fiscalía suiza en 2018 en relación a la investigación del patrimonio del Rey Emérito, aseguró que es “falso” que su fundación sea “una sociedad pantalla o instrumental”, al igual que negó que sea el “testaferro” o “fiduciario” de Don Juan Carlos. Ahora, tendrá la ocasión de aclarar estos extremos a la Fiscalía del Tribunal Supremo.