Toma posesión la primera mujer que manda una comandancia de la Guardia Civil

La vicepresidenta Calvo destacó el trabajo de los agentes del Cuerpo durante la pandemia

La teniente coronel Silvia Gil Cerdá (d) conversa con la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, durante el acto de su toma de posesión como nueva jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE/Antonio García
La teniente coronel Silvia Gil Cerdá (d) conversa con la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, durante el acto de su toma de posesión como nueva jefa de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. EFE/Antonio GarcíaAntonio GarcíaEFE

La teniente coronel Silvia Gil Cerdá se ha convertido en la primera mujer al frente de una Comandancia de la Guardia Civil al tomar posesión este lunes de la jefatura de Teruel. Lo ha hecho en una ceremonia presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, quien ha destacado que con su nombramiento la teniente coronel “da un paso importante al frente por sus méritos, por su currículo, por su disposición a seguir sirviendo a nuestra patria, pero con ella lo hace toda la Guardia Civil”.

La vicepresidenta ha estado acompañada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

En su intervención, la vicepresidenta ha agradecido a la Guardia Civil el trabajo realizado “por todos y cada uno de sus miembros, en cualquier lugar y rincón de nuestro país, para atravesar y continuar atravesando este largo, triste y duro año contra la pandemia; hombres y mujeres que han sabido entender muy bien lo que ese virus y sus crisis nos han traído y que se trataba de proteger, de ayudar y de servir a España atravesando una situación desconocida para todos nosotros”.

Por su parte, la teniente coronel Gil Cerdá ha indicado que los retos que afronta como nueva jefa de la Comandancia de Teruel son los mismos encara el cuerpo en su conjunto, “el necesario desarrollo tecnológico, la transformación digital y la necesidad de la igualdad de género como palanca para atraer al 52 por ciento de la población, las mujeres, a un nuevo modelo de desarrollo vital”.

El reto demográfico, ha recordado, “tiene su reflejo no solo en los territorios, sino también en las propias instituciones, y la Guardia Civil, como elemento vertebrador del Estado debe de dar ejemplo”, por lo que ha comprometido todo “mi empeño, esfuerzo y voluntad” en conseguir que Teruel “siga siendo un territorio donde sus habitantes se sientan seguros”, donde “se pueda elegir vivir sin temor a padecer carencias en el aprovisionamiento de servicios esenciales para la ciudadanía”.

La teniente coronel Gil Cerdá estaba comisionada, hasta su nombramiento como jefa de la Comandancia de Teruel, en la Misión de Naciones Unidas para la Verificación del proceso de en Colombia, donde ha permanecido durante los últimos doce meses. No era su primer destino internacional, ya que con anterioridad fue profesora de Tráfico para la policía palestina en el marco de un acuerdo bilateral de cooperación con AECID en Cisjordania; oficial de enlace con la Escuela de Oficiales de la Gendarmería Nacional Francesa (EOGN) en Melun, y oficial de enlace de la Misión de la Unión Europea de Administración de Fronteras (EUBAM RAFAH) en Palestina.

Licenciada en Derecho y Grado Universitario en Ciencias Jurídicas y de las Administraciones Públicas, la teniente coronel Gil Cerdá es también diplomada en Estado Mayor, máster en Seguridad, en Estudios de Género y en la actualidad cursa el doctorado en Estudios Feministas y de Género en la Universidad Complutense de Madrid. Y está en posesión de diversas condecoraciones nacionales y europeas.