Iglesias vuelve a cargar contra los medios: “Están sometidos a un poder casi dictatorial”

El partido inició una campaña este fin de semana señalando a líderes de opinión que “ya han hablado mucho” y la APM condena los ataques a periodistas “con fines intimidatorios” de Podemos y Vox

El candidato de Unidas Podemos a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Pablo Iglesias, participa durante el acto "Defendamos la sanidad pública"
El candidato de Unidas Podemos a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Pablo Iglesias, participa durante el acto "Defendamos la sanidad pública"Unidas PodemosEFE/Unidas Podemos

Podemos recrudece su campaña de acoso contra los medios de comunicación. El partido aprovecha la precampaña electoral en la Comunidad de Madrid para lograr su objetivo de señalar a los periodistas y a los medios de comunicación por sus informaciones acerca de la formación morada. Lo hizo este fin de semana a través de las redes sociales donde mostraba la imagen de líderes de opinión como Vicente Vallés (Antena 3), Pablo Motos (Antena 3), Susanna Griso (Antena 3), Antonio García Ferreras (La Sexta), Mamen Mendizabal (La Sexta), María Claver, Francisco Marhuenda (La Razón), Ana Rosa Quintana (Telecinco), Eduardo Inda (OKdiario), Federico Jiménez Losantos (Es Radio), José Luis Pérez (Trece) y Carlos Herrera (Cadena COPE). Con sus fotos asegura que “ellos han hablado mucho” y “ahora” toca que “hable la mayoría.

Y ahora, el propio candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que ya desde el Gobierno había iniciado con anterioridad esa campaña e incluso había pedido una regulación para los medios de comunicación, vuelve a hacerlo. El vicepresidente ya trató de poner en cuestión la credibilidad de los medios, atribuyéndoles servilismo a los intereses de los «millonarios» y de los bancos.

En una entrevista en Telemadrid ha afirmado que los medios en España están sometidos a “un control casi dictatorial , lo que, a su juicio, explica “buena parte de lo que pasa en este país”. El ex vicepresidente cree existe una “escasa pluralidad informativa” e insiste en un “duopolio mediático con líneas de ultraderecha y los periodistas tienen dificultades en decir lo que piensan porque necesitan los 200 euros”, en referencia a las tertulias en las que participan algunos profesionales de los medios de comunicación. En palabras de Iglesias “hay mucha gente que cree que los que más poder político tienen son los que tienen a cinco millones de personas viéndoles”. En esta campaña de señalamiento ha llegado a asegurar que “hay muchos periodistas reprimidos en este país”. Según criticó, “hay, por parte de una serie de poderes mediáticos muy vinculados con la ultraderecha, unos niveles de manipulación y blanqueamiento de la extrema derecha de los que hay que hablar”.

La APM condena los ataques de Podemos y Vox

Ante estos ataques del partido a la prensa, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha lanzado esta mañana un comunicado para condenar la citada campaña de los morados contra los medios y también condena algunas recientes manifestaciones públicas contra periodistas formuladas por dirigentes de Vox. Lo consideran como “un nuevo ataque al libre ejercicio del periodismo y la libertad de expresión con la utilización, con fines intimidatorios, de la imagen de periodistas en un vídeo».

El periodismo, ya sea en la información o en el análisis, aporta herramientas a los ciudadanos para formar sus propias opiniones”, dice la APM. “Son los electores, desde su libertad, quienes determinan el color político de los Gobiernos”. Según la asociación de periodistas, “culpar a los periodistas de los resultados electorales o despreciar el papel de la profesión solo contribuye a empobrecer la calidad de nuestra democracia.

La APM “pide a todas las formaciones y representantes políticos respeto a la profesión periodística, y rechaza y condena tajantemente los señalamientos personales a profesionales o medios de comunicación, acciones que suponen un flagrante ataque al artículo 20 de la Constitución”. Y recuerda la asociación que “la mejor manera de responder al hostigamiento es con informaciones veraces, verificadas y contrastadas con fuentes fiables y sujetas a las normas deontológicas que rigen la profesión”.