El Gobierno se niega a desvelar los estudios de la asesora de Montero tras las sospechas de que pudo ejercer de “niñera”

El PP había registrado una batería de preguntas en el Congreso para conocer el currículum de Teresa Arévalo debido a las dudas sobre su experiencia académica, que no consta en el portal de Podemos

Teresa Arévalo, una de las asesoras de la ministra de Igualdad, con la hija  menor de Irene Montero en brazos
Teresa Arévalo, una de las asesoras de la ministra de Igualdad, con la hija menor de Irene Montero en brazosfotoLa Razón

El ya conocido como “caso niñera” vuelve a ser cuestión de debate en el Congreso de los Diputados. El PP había registrado una batería de preguntas escritas en la Cámara Baja con el objetivo de conocer el expediente académico y experiencia laboral y política, así como el currículum de una de las asesoras de Irene Montero que actualmente se encuentra investigada por la Justicia tras desvelar una abogada de Podemos que pudo ejercer como niñera de la ministra de Igualdad, al menos antes de que accediera al cargo.

Las dudas del PP se centraban en cómo es posible que la jefa de gabinete adjunta de la ministra, Teresa Arévalo, que cobra un suelo de 51.946 euros brutos al año como asesora de nivel 30 del Ministerio de Igualdad, pudiese ejercer este cargo, al no conocerse de ella sus estudios universitarios. De hecho, en el portal de transparencia de Podemos, la ex diputada no reconoce ningún título universitario. En su etapa como estudiante pasó por la facultad de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, pero regresaría más tarde a su tierra natal -Ciudad Real- para emprender un negocio familiar.

El Gobierno, en respuesta al partido de la oposición, asegura que Arévalo es parte del personal de confianza de la ministra. De esta manera, el Ejecutivo se basa en el artículo 12 del Texto Refundido del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, que “determina que el personal eventual realiza funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial, y su nombramiento y cese son libres”.

De esta manera, zanja la pregunta de los populares, asegurando que este tipo de personal “no es objeto de baremo o valoración académica o profesional, al ser su nombramiento libre para el desempeño de una función de confianza o asesoramiento”.

El Ejecutivo rechaza también hablar sobre las informaciones que apuntan a que Teresa Arévalo podría haber ejercido como niñera de los hijos de la ministra, según denunciaba ante el juez la ex responsable de Cumplimiento normativo de la formación morada. “El Ministerio de Igualdad no entra a valorar determinadas informaciones, publicadas sin base documental y sin los medios imprescindibles para su acreditación y credibilidad”, despacha.

Los populares querían saber, además, las funciones que desempeña la asesora en el ministerio de Igualdad, sobre si ha ejercido de niñera u otras tareas ajenas al cargo y si había cuidado de los hijos de la ministra de Igualdad o de otros altos cargos del Gobierno.

Unas dudas que, quizá, puedan ser desveladas en el futuro puesto que precisamente ayer, la mesa del Congreso de los Diputados acordó que la ministra de Igualdad comparezca en la comisión de Igualdad para dar explicaciones sobre el “caso niñera”, a propuesta de una petición del Partido Popular.

Será la primera vez que la ministra de explicaciones sobre el presunto uso de una asesora como niñera, después de que en el mes de marzo, el PSOE -socio de Gobierno en Moncloa- salvara a Irene Montero de la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre el asunto. El objetivo del grupo popular, quien registró la iniciativa, era que se “depuren responsabilidades por el presunto uso de fondos públicos para fines particulares”. El PP espera conocer en profundidad “cuál ha sido el destino y la finalidad del presupuesto público destinado al Ministerio de Igualdad.